Traducido desde el más alla por Max Lesnik

Además de todas las agresiones económicas  y desestabilizadoras llevadas  a cabo contra Venezuela por el gobierno norteamericano del presidente Donald Trump y sus más lacayunos aliados,  a ello se suma  una campaña internacional  de propaganda  sucia   a través  de los medios  de la  gran prensa  mundial- que  incluye diarios, revistas, canales de televisión,  estaciones de radio y redes  sociales  en  la Internet- todos  ellos complotados   contra  la República Bolivariana siguiendo la estrategia  hitleriana  de que  las mentiras  repetidas  mil  veces,  la opinión  publica  las  acepta como si  fueran ciertas las  más flagrantes  falsedades.

La más repetida mentira  en el  tema  venezolano es esa en la que al mencionarse  el  nombre del golpista diputado  Juan Guaidó  se antepone el  cliché   de  “Reconocido por  más  de 50  naciones”,  para   dar  así la  impresión de que este títere  de Washington-  hijo  putativo  de la  desacreditada  OEA-  tiene la legitimidad internacional  de la que carece  el   verdadero Presidente constitucional  de Venezuela Nicolás Maduro Moros.

Se trata  de  una matemática de  propaganda trucada, falseada, engañosa y mentirosa por cuanto  el organismo  internacional de las Naciones Unidas-  la ONU-   tiene en su  seno  193 gobiernos del  mundo,  de manera que al   golpista Guaidó  solo lo  reconocen como presidente de Venezuela   55 gobiernos del mundo, cuando   hay  otros  138  países  que no  lo hacen , lo cual  demuestra la descomunal  mentira  propagandística que se ha levantado a nivel  mundial en torno a la legitimidad internacional  del  auto titulado  “Presidente “  entre  comillas, Juan  Guaidó.

Si a ello se suma que los 120  gobiernos que forman parte del movimiento de “ Países no alineados”  le  acaban  de dar en su reunión  de Caracas el  reconocimiento  y respaldo  al Presidente  constitucional  de Venezuela, Nicolás Maduro, poco le queda   que decir al  títere Guaidó  y  sus  patrocinadores    en cuanto  a quien  tiene el  reconocimiento internacional  como Presidente de Venezuela.

 Las matemáticas sobre Venezuela  están  trucadas  por  la  extrema derecha  internacional.  Es el  fantasma de la propaganda “gobeliana” que sigue empeñada  en sustituir  la verdad por la mentira.  Digo  yo.

Y hasta la próxima entrega de El Duende que con m  gallo me voy cantando a mi tumba fría. Bambarambay.