Traducido desde el más allá por Max Lesnik

La historia nos  enseña  que la política  en los pueblos  y naciones es  como todo en la vida, tal  como son las olas  del mar, que tras una viene la otra y que a una ola “conservadora ” le sigue otra ola  de fuerza  revolucionaria  y a continuación retorna a la mar una marejada reaccionaria  que será  barrida  a continuación por  el  regreso de otra  ola revolucionaria y así por  los  siglos  de los  siglos, amén.

Así ha sido  la  dialéctica  de  la  vida en pueblos  y naciones en todas las civilizaciones desde que los primeros seres humanos tuvieron conciencia  de su existencia  en la tierra.

Ahora vivimos atropellados  por un tsunami de la  derecha que se empeña  en barrer con furia de mar embravecido con todas las conquistas  sociales arrancadas  a fuerza de  sangre  y sacrificios por la  obra magnifica de las   grandes revoluciones.

Pero ya se vislumbra  en  el horizonte  un  reflujo de la  derecha  y el resurgir  con fuerza  una nueva ola de  protesta que se está gestando en el alma   de los  pueblos  del mundo. Se respira en el  ambiente  aires   de inconformidad  y rebeldía  contra la derecha reaccionara que hoy gobierna en muchas naciones  del mundo. Argentina  es  como  la  punta  del  iceberg. Los tiempos están  por  cambiar. Ahora la  palabra  de orden  es RESISTIR.

Y hasta la  próxima entrega de El  Duende que con  mi gallo me voy cantando a mi tumba fría. Bambarambay.