Los que   tienen  memoria de los viejos tiempos  de la política en la Cuba  de ayer recordarán todavía aquella advertencia sobre la importancia en la designación del  candidato a la  vice presidencia  de la Republica, algo que se significaba con aquella frase  de advertencia:  “Ojo  con el Vice” .

Pues bien, la  frase de  “Ojo con el  Vice” parece que está volviendo a la actualidad en la  política norteamericana de hoy en relación a los comicios programados  para  el  año  que viene en los que el Presidente Donald Trump  se presentará  como candidato a la reelección, si bien se están desatando rumores  de que esta vez no será  acompañado por  Mike Pence   como candidato a la vice presidencia.

Se dice que Trump ha pensado sustituir  a Pence  por  la  ex embajadora  en las Naciones Unidas Nikki Haley, aunque ella  por  su parte,  con la  intención de apaciguar esos rumores,  ha salido a la palestra para decir  que es muy amiga  de Pence y  que le da todo  su apoyo  para  que este  vuelva a ser  el Vice  de Trump.

Los que sugieren sustituir  a Pence por  Nikki Haley lo hacen con vista  a ganar el  voto  femenino que  es uno  de los factores  que más preocupa  al  alto mando  del Partido Republicano teniendo en cuenta la imagen un tanto  “machista”  que  proyecta  el actual  mandatario  norteamericano.

Así las cosas viene al  caso  la pregunta sobre ¿ quién pudiera ser  la mujer más adecuada  para integrar  el  ticket  del Partido Demócrata  en calidad  de Vice, en caso  de ser  un hombre-digamos Joe Biden   que es el que aparece en primer lugar  en todas las encuestas- como el seleccionado  par el  cargo  de Presidente ?

Un nombre salta  a la vista: Michelle Obama. Ella sería  la mejor respuesta al  “machismo, a la homofobia  y al  racismo” del  que  se acusa  al  Presidente Donald Trump.

Aunque  Michelle Obama  diga que  no  tiene aspiraciones políticas, nunca  en política- valga la redundancia- existe el NO  definitivo.  ¡Ojo con la  Vice!   Ahí se las dejo  y los  pongo a pensar.

Y hasta la  próxima entrega  de El Duende que con mi gallo  me voy cantando a mi tumba fría .Bambarambay.