Un paro general indefinido para el nueve de octubre.
El presidente Lenin Moreno Garces, ha trasladado el día de ayer lunes 7 de octubre su gabinete presidencial de Quito a Guayaquil, desde donde ejecuta la dirección del país. Debido a las garantías vitales de protección que presta para el mandatario la alcaldía del principal puerto del país.
Esta actitud es vista por varios ciudadanos como confusa, teniendo en cuenta que luego de la resolución de entregar a los Gobiernos Autónomos Descentralizados provinciales y cantonales, la alcaldesa del cabildo manifestó devolver la respobsabilidad del alza de pasajes al mismo presidente subrayando que estos conflictos han sido presentados posterior a la eliminación de los subsidios a los combustibles, decisión tomada por el gobierno central y que por consecuencia es el presidente quien debe fijar el incremento de los pasajes.
Por otro lado, el día de hoy martes en ejercicio de sus funciones, el presidente ha decretado un Toque de Queda en todo el país, que prohíbe la libre circulación de los ciudadanos por lugares de interés público y administrativo estatal. Medida que afecta seriamente a los huelguistas. Cabe mencionar que la marcha ha sufrido algunos reveces que vale evaluar cautelosamente, ya que los grupos de protesta están ejecutando un proceso de direccionar su camino hacia Carondelet, y durante el desarrollo de las marchas ha habido infiltrados que ejecutan desmanes contra los bienes privados o cometen atracos, según versión de varios protestantes de la comunidad indígena, estos son infiltrados de origen desconocido  que aprovechan la situación para ejecutar otras actividades y que tratan de dañar la imagen de la marcha y que a su vez, estos actos, son replicado por los medios de comunicación del territorio como los actos que realiza la marcha indígena. Actos que repudia el colectivo y defiende la idea de mantener un estado pacifico pero con dignidad.
Hoy Ecuador se sacude con las movilizaciones de gremios del trasporte, junto a estudiantes, colectivos indígenas y diversos movimientos sociales que han manifestado su rechazo a lo acordado con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Por lo que se han llevado a cabo acciones como: cierre de  carreteras, lo que ha incitado enfrentamientos con la policía, también ha habido paro de transportistas y lo último es el llamado de las organizaciones sociales a un paro general indefinido para el nueve de octubre. De estos grupos sociales destaca “La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador” (CONAIE), la cual ha anunciado en voz de sus dirigentes, que los indígenas se mantendrán firmes en la lucha por echar abajo el paquetazo del gobierno.