En eso  de tirar la piedra “podrida”  y esconder la mano, nadie le gana al presentador  de la Cadena  de televisión  Univisión Jorge Ramos, cuya conducta ambivalente  presenta una cara amable,  defensora  de la buena causa  de los  inmigrantes que cruzan la  frontera del Rio Bravo en busca  de una vida  mejor que tienen en sus países de origen, a la vez que para complacer  a los amos  del imperio-  como para curarse en salud-  no  pierde ocasión, cada vez que  se le presenta, en despotricar contra los  gobiernos y líderes  de América Latina que representan la patriótica  corriente  progresista de la América rebelde de Simón Bolívar, Benito Juárez y José Martí.

El tal “Ramito” , como  le  llamaban de escolar travieso  en su México  natal, cuando  se  trata  de Cuba se define  como enemigo jurado  de su gobierno al estilo  del  más ferviente “contrarrevolucionario” .  Si  es en la Venezuela bolivariana,  lo  mismo, como en Nicaragua contra los  “Sandinistas»  de Daniel  Ortega o en Bolivia contra Evo Morales.  En Argentina se coloca al  lado  del derechista  Mauricio Macri,  en Chile  al  lado  del  ultraconservador  Presidente Sebastián Piñera,  como en Ecuador miente  y calumnia cuando  se trata al ex presidente Rafael Correa,  defendiendo así  en la  práctica    a  la coalición derechista  de nuestro  continente, a todos esos reaccionarios,  lobos feroces de la  misma camada.

Y como es de  engañador  y  habilidoso,  el tal  Ramito”   se nos presenta como “enemigo”  del  Presidente   Donald Trump-  esa es la coartada-  siguiendo  la  línea  de la gran prensa norteamericana  que  no  por  eso deja de estar  toda ella contra   los  gobiernos  y  líderes  progresistas  de América Latina.

La última piedra “podrida” la acaba  de tirar  “Ramito”  contra  el  Presidente de México Andrés Manuel  López  Obrador en el diario  cloaca miamense “El  Nuevo  Herald”. Todo porque  en un acto  soberano el mandatario  azteca recibió  en visita  oficial  al  Presidente  cubano Miguel Díaz Canel. ¡Pecado capital  que según la derecha  reaccionaria merece condena!

La “Gatica María Ramos” tiró  la  piedra contra  AMLO  y escondió su mano! Es que los gatos tienen uñas  que también  arañan!

Les habló para Réplica  de Radio-Miami su director Max Lesnik.