Por Arthur González*/MartianosHermesCubainformación.- Durante 60 años, funcionarios de la CIA y del Departamento de Estado, han elaborado miles de argumentos falsos para acusar a Cuba de cuantos males existen en este mundo y satanizar a la Revolución cubana, algo que en las décadas de los años 60 y 70 del siglo XX tuvo cierto efecto, por el aislamiento que impusieron a la Isla mediante sus planes macabros, pero hoy todo es diferente.

La apertura de Cuba al mundo y del mundo a Cuba, como pidió el Papa Juan Pablo II durante su visita en 1998, unido al acceso a Internet, permiten conocer en tiempo real lo que sucede dentro y fuera del país, por tanto, las mentiras o Fake News se esclarecen rápidamente.

Para los yanquis el arma más empleada contra la Revolución es la guerra económica, comercial, financiera y biológica, en su desesperado deseo de ahogar a los cubanos, sumada a las campañas mediáticas para sembrar el criterio de que el socialismo es culpable de sus penurias.

Donald Trump, complaciendo peticiones del senador Marco Rubio, en representación de la mafia terrorista de Miami, sueña con ser el presidente que destruya la Revolución socialista y para eso impone nuevas sanciones contra todos los que comercian con Cuba, inviertan en su desarrollo, realicen transacciones bancarias y cualquier exportación cubana que permita obtener dinero para mejorar su economía.

Por eso es violenta la guerra mediática emprendida por Estados Unidos contra las misiones médicas cubanas en el mundo, llegando a ofrecer hasta tres millones de dólares, a organizaciones que busquen información e investiguen a las misiones médicas cubanas en el exterior, dinero que pagarán de los fondos destinados a la CIA, bajo fachada pública de la USAID.

El motivo real de esa persecución, es que la colaboración médica cubana representa hoy la principal fuente de ingresos, porque los más de 50 mil médicos y paramédicos que laboran en casi 60 países del mundo, aportaron en 2018 unos 6 mil 400 millones de dólares.

Por esa razón, la batalla desarrollada va precisamente a cortar dicha entrada de dinero, con el propósito de arreciar la guerra económica contra Cuba.

El 26 de julio 2019, Mike Pompeo, ex director de la CIA y actual secretario de Estado, expresó:

Estados Unidos sancionará a los funcionarios cubanos que explotan y coaccionan a los médicos cubanos, desplegados en más de 65 países en las llamadas misiones internacionalistas. El régimen cubano explota a sus profesionales médicos, maestros y otros trabajadores, usándolos para comprar apoyo financiero y político internacional y mantener a flote su ajustada economía, mientras se embolsa la mayoría de los salarios”.

Evidentemente, Donald Trump y su camarilla neo nazi, integrada por Mike Pompeo, Elliott Abram y Marco Rubio, se han propuesto cortar toda entrada de divisas a Cuba y para eso el 6 de septiembre 2019 el Departamento del Tesoro, modificó el Reglamento de Control de Activos de Cuba, a fin de imponer nuevas sanciones a la Isla, argumentando que: “las nuevas sanciones incluyen medidas para evitar que Cuba tenga acceso a divisas”.

Las misiones de colaboración médica cubana las pretenden acabar a todo costo, iniciando tal propósito con el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien, al tomar posición del cargo y siguiendo instrucciones de Washington, inició sus ataques al personal de la salud de Cuba y en su reciente intervención ante la Asamblea General de la ONU, declaró: “el trabajo de los médicos cubanos era de esclavos y el sistema socialista es un peligro”.

La cruzada es total, por eso Carlos Trujillo, embajador yanqui ante la Organización de los Estados Americanos, dijo:

“Otros países continúan con estas misiones, y las historias que escuchamos hoy no deberían continuar. Estados Unidos tiene el deber de detener esa situación”.

Por su parte, Carrie Filipetti, sub secretaria del Departamento de Estado para el Hemisferio Occidental, declaró:

“Cuba tiene misiones médicas en 66 países y Estados Unidos busca identificarlas, conocer el tipo de contrato que tienen y alertar a las autoridades de esos países de que pueden estar en medio de un caso de tráfico humano”.

Lo que ocurre hoy con las misiones de colaboración médica cubana en Ecuador y Bolivia, es parte del plan diseñado por la CIA y el Departamento de Estado, que pretende cerrar toda entrada de dinero a Cuba y para ello fabrican mentiras que ya nadie cree, pues los millones de pacientes receptores de la atención médica de Cuba, agradecen eternamente la sanación de sus enfermedades, con un trato humano muy diferente al de otros profesionales que ven en la medicina una fuente de dinero.

Las mentiras construidas son tan burdas que pretenden acusar a los médicos, enfermeras y técnicos de la salud de ser la “tapadera a las operaciones encubiertas en América Latina”, falacia iniciada en Venezuela y ahora repiten en Bolivia, para justificar las orientaciones yanquis de cerrar esas misiones y con ello cortarle a Cuba la entrada de divisas.

El engaño de los yanquis se desvanece, pues sus propios documentos desclasificados se encargan de denunciar sus planes y operaciones encubiertas, como el memorando elaborado por el subdirector de la Agencia de Información de estados Unidos (USIA), Donald Wilson, fechado el 20 de julio 1962 y dirigido al General Edward Lansdale, jefe de operaciones de la Operación Mangosta, donde afirma:

Nuestros objetivos en este período fueron utilizar todos los medios para movilizar a la opinión pública en América Latina, centrada en la dominación comunista de Castro sobre el pueblo cubano, demostrando la incapacidad de satisfacer las aspiraciones del pueblo…”

Un día antes, el 19 de julio, Robert Hurwitch, funcionario de Asuntos Cubanos del Buró de Asuntos Internacionales del Departamento de Estado, informaba al General Lansdale:

“El Departamento preside un Comité de Guerra Psicológica en un nivel de trabajo interagencias…que coordina las actividades de propaganda de las agencias involucradas, determina los temas y asigna responsabilidades operativas. Entre los temas principales están:

Los fracasos y promesas traicionadas por el régimen de Castro, la supresión de los derechos humanos, el deterioro económico y la injusticia social, los intentos subversivos cubanos en otras partes del Hemisferio” […]

“En lo económico, un Comité interagencias conformado por representantes de los Departamentos de Estado, Comercio, Tesoro y la CIA, explora las posibilidades de acciones económicas contra Cuba […] Si la posición de la moneda convertible en Cuba continúa deteriorándose…podemos observar una decadencia continuada del comercio entre Cuba y el mundo libre, reduciendo así sus oportunidades […]

Los planes de la CIA y el Departamento de Estado no cambian, a pesar de 60 años de fracasos, y ya no engañan a nadie. Se resisten a comprender que los principios del pueblo cubano de mantener su independencia y soberanía nacional, continúan intactos, porque como aseveró José Martí:

Una vez gozada la libertad, ya no se puede vivir sin ella”.

*Arthur González, cubano, especialista en relaciones Cuba-EE.UU., editor del Blog El Heraldo Cubano.

MartianosHermesCubainformación

Estos textos pueden ser reproducidos libremente siempre que sea con fines no comerciales y cite la fuente.

 

.-.-.-.-.-.-.-.

Ver:

• https://twitter.com/VirgilioPonce

• Red Martianoshttp://martianos.ning.com/

• Red Hermeshttp://auto-hermes.ning.com/

• Cubainformación TVhttp://www.cubainformacion.tv/

 Fb Martianos páginahttps://www.facebook.com/Martianos

• Fb Martianos grupohttp://www.facebook.com/groups/126714257339187/

• Fb Hermes páginahttps://www.facebook.com/pages/Auto-Hermes/147424901976929

• Fb Hermes grupohttps://www.facebook.com/groups/125942674087682/

• Fb Hermes Culturahttps://www.facebook.com/groups/415670415168480/

• Mis Noticiashttp://paper.li/VirgilioPonce/1383664316

• Martianoshttp://paper.li/VirgilioPonce/1383663670

• HERMES Europahttp://paper.li/domroberto/1378160592

 

• CUBAINFORMACIÓNhttp://paper.li/VirgilioPonce/1389124925

[Mensaje recortado]  Ver todo el mensaje