UN AMOR PRODIGIOSO NOS OBLIGA

Declaración de la Coalición Alianza Martiana

La Habana, 21 de noviembre de 2019

Presentado por Andrés Gómez, director de Areítodigital

Con profunda alegría nuestra delegación ha viajado a nuestra querida y bella Habana para unirse a los festejos populares por la magna celebración nacional por los 500 Años de la Fundación de la Ciudad de La Habana, capital de todas las cubanas y todos los cubanos.

Componen nuestra delegación 35 personas, 32 de ellas miembros de las organizaciones de la emigración cubana que en Miami integramos la Coalición Alianza Martiana las cuales son: la Brigada Antonio Maceo; la Alianza Martiana –como organización individual-; la Asociación José Martí; la Asociación de Mujeres; Radio Miami; y la organización multiétnica, el Círculo Bolivariano de Miami, Negra Hipólita.

Integran también esta delegación, Elena Freyre, presidenta de la Fundación por la Normalización de las Relaciones entre Estados Unidos y Cuba, y dos incansables luchadoras a favor del pueblo cubano y otras importantes causas justas, nuestra compañera cubana Josefina Sánchez, quien reside en Europa y la destacada activista brasileña Carmen Diniz, del Movimiento Sin Tierra y Lula Libre del Brasil.

Estamos aquí a invitación del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, ICAP, en cuya sede esta mañana nos encontramos. Agradecemos a su presidente y a las compañeras y compañeros de la Dirección de América del Norte su apoyo y cariño. Desarrollaremos un programa de un día durante el cual participaremos en actos y visitas de carácter cultural, histórico y político.

De carácter político e histórico han sido los actos realizados previamente esta mañana en el Cementerio de Colón donde rendimos tributo a los miembros de nuestras organizaciones y de otras organizaciones de emigrados cubanos que en el transcurso de más de un siglo han luchado en Estados Unidos por lograr y mantener la independencia nacional y cuyos restos descansan en el Panteón de los Emigrados Revolucionarios. También rendimos sentido tributo al Generalísimo Máximo Gómez depositando una corona de flores en su bello Panteón.

Es ineludible para nosotros –especialmente en tiempos como el presente, del resurgimiento de la despreciable y arrogante política de guerra por parte del gobierno estadounidense bajo la Administración de Trump y sus desprestigiados y corruptos aliados de la extrema derecha cubano americana– reafirmar aquí, en la Patria, nuestro indisoluble compromiso en la defensa de los derechos a vivir y a desarrollarse en paz de nuestro heroico pueblo cubano.

Heroico pueblo que hace una semana recibió el casi unánime respaldo de la comunidad internacional en la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas al apoyar ésta por 187 votos a favor, 3 en contra y 2 abstenciones, su reiterada condena contra la política genocida de Bloqueo mantenido por los gobiernos de Estados Unidos desde casi 60 años. Tenemos que reconocer hoy la extraordinaria labor realizada por nuestro cuerpo diplomático en esta vital victoria en la Asamblea General.

Cuba ha sido, es, y seguirá siendo ejemplo para el mundo entero por sus radicales transformaciones sociales, culturales, políticas y económicas en beneficio de todo el pueblo de Cuba. De la fuerza que emana de esos logros ha podido, puede, y seguirá pudiendo desinteresadamente ayudar con su solidaridad a otros pueblos más necesitados de colaboración. Por esos innegables actos de profunda nobleza humana Cuba es querida, respetada, admirada y apoyada por tantos países en el mundo.

Muchos de nosotros viajamos a Cuba regularmente y podemos constatar los avances que se han llevado a cabo durante los últimos años en tantos aspectos de la vida nacional. Vemos con satisfacción los esfuerzos para organizar mejor las instituciones y la vida del país a pesar de los evidentes daños que le causa a la nación cubana las crueles medidas impuestas durante los últimos tres años por la Administración de Trump que tanto obstaculizan su desarrollo y su sosiego, y a pesar de nuestras propias ineficiencias y errores que constantemente se tratan de corregir.

Vemos con gran satisfacción los extraordinarios esfuerzos hechos con el empeño de nuestro pueblo durante el último año por construir, restaurar y embellecer las calles, edificios, parques y otras obras de carácter social, educacional, cultural y médicas en nuestra coqueta Habana.

En donde quiera en el mundo que vivamos cubanas y cubanos dignos y patriotas luchamos por defender los derechos inalienables de nuestro pueblo. Y así lo hemos demostrado a través de más de 40 años.

Hoy no nos referiremos a cuanto hemos hecho durante décadas en Miami sino a lo que hacemos y es nuestra responsabilidad hacer durante el próximo año para lograr una amplia coalición de fuerzas que unidas en el mismo objetivo le nieguen a Donald Trump y sus aliados de la extrema derecha los votos electorales del estado de la Florida y así el hundimiento de su posibilidad a la reelección presidencial.

El estado de la Florida es el tercer estado, empatado con el estado de Nueva York, en votos electorales en la Unión estadounidense. Durante las últimas tres elecciones presidenciales el 50% del voto cubano y de sus descendientes en el estado de la Florida votó a favor del candidato presidencial que favorecía respetar nuestro derecho de viaje a Cuba y la normalización de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, como ocurrió en el 2014.

Recientes encuestas realizadas por universidades de la Florida y otras entidades, demuestran que más del 60% de los cubanos y sus descendientes encuestados que viven en la Florida favorecen no sólo el mantenimiento y mejoramiento de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, sino asimismo el levantamiento del Bloqueo y el fin de todas las restricciones de viaje a Cuba.

De acuerdo a un artículo de The Miami Herald de diciembre de 2016, casi 1 de cada 3 personas que viven en el Condado Miami-Dade, donde se asienta el Miami Metropolitano es de origen cubano o descendiente de cubanos.  En la última elección presidencial en 2016, Donald Trump perdió este condado por 290 mil votos.

Los medios hegemónicos en la prensa y en las redes sociales hacen lo indecible por ocultar estas verdades.

Todos los pronósticos mantienen que las elecciones presidenciales en el estado de la Florida se van a decidir por un número mínimo de votos.  Nuestro deber es contribuir a través de acciones públicas y otros medios que esta vital mayoría de cubanos y sus descendientes voten masivamente en las elecciones presidenciales de noviembre del año que viene y así negarle a Donald Trump la presidencia de Estados Unidos.

Mientras más medidas tome Donald Trump contra los derechos de las familias en Cuba de los emigrados cubanos en la Florida, y mientras más medidas tome en contra su derecho de viaje a Cuba para ver y compartir con los suyos en Cuba, más garantizará que los cubanos residentes en la Florida se vuelquen en noviembre próximo a votar en contra de él.

Mucho tenemos que hacer y vamos a hacer durante el próximo año  e para deshacernos de esta nueva pesadilla, especialmente con la colaboración con la comunidad puertorriqueña que vive en la Florida cuyos votos actualmente superan los votos de la comunidad cubana en ese estado.  Y que después del despliegue de arrogancia y racismo imperial demostrado por Trump contra el pueblo de Puerto Rico ni los anexionistas puertorriqueños estarían dispuestos a votar por él.

No podemos dejar de mencionar el flagelo que ha sido para nuestro pueblo la política de terrorismo de Estado que tantas víctimas ha causado a nuestro pueblo, casi tres mil entre muertos y discapacitados. El más brutal de todos esos crímenes fue la voladura en pleno vuelo del avión civil de Cubana de Aviación con la pérdida de 73 pasajeros y tripulantes a bordo, el 6 de octubre de 1976.  Por eso invitamos a este acto a representantes del Comité de Familiares Víctimas del Terrorismo.

Nosotros también hemos sido víctimas de esa criminal política. Varios emigrados cubanos enemigos de esta política anti cubana han sido asesinados en Estados Unidos. El pasado mes de abril hizo 40 años del asesinato en San Juan de Puerto Rico de nuestro compañero miembro del Comité Nacional de la Brigada Antonio Maceo, Carlos Muñiz Valera, entonces de 25 años de edad. Carlos se formó política e ideológicamente en el movimiento independentista puertorriqueño. A pesar de los incansables esfuerzos de nuestros compañeros cubanos y puertorriqueños las autoridades federales se niegan a dar la información requerida para llevar a juicio a sus asesinos y así lograr que se haga justicia. Hay que recordar que los terroristas de los gobiernos de Estados Unidos, los vivos y los ya muertos, siempre han disfrutado la impunidad que sus amos le han otorgado.

Por otra parte, en la tarde de hoy iremos a rendirle tributo al más grande de nuestros emigrados, al más grande de nuestros héroes nacionales, José Martí, ante cuya estatua en el Parque Central realizaremos un acto patriótico.

Cierro esta Declaración invocando a Fidel cuya desaparición física hará tres años se conmemorará en once días, el 25 de noviembre próximo. Maestro y guía sin par de la Revolución de los cubanos y cubanas. Forjador de la nueva política con la emigración cubana.

En estos tiempos de guerra sin cuartel por parte del imperialismo y sus aliados contra nuestros pueblos latinoamericanos y caribeños, como recordatorio de la heroica resistencia y constante victoria del pueblo cubano, citaremos a Fidel en su discurso pronunciado en la Plaza de la Revolución habanera el 28 de septiembre de 1963, en el Tercer Aniversario de la fundación de los Comités de Defensa de la Revolución:

“Es verdad que aún estamos bajo el Bloqueo imperialista; es verdad que los imperialistas tratan de estrechar ese Bloqueo, y que no sabemos cuán largo tiempo tendremos que resistir esa situación. ¡Y la resistiremos!  ¡Porque nuestra bandera revolucionaria no se plegará jamás! ¡Porque la frente alta de esta nación no se doblegará jamás!

Porque afrontaremos los riesgos que sean necesarios cuanto tiempo sea necesario; afrontaremos los sacrificios que sean necesarios, cuanto tiempo sea necesario. Porque nosotros asumimos las responsabilidades plenas de nuestra conducta, de nuestra historia, de nuestra Revolución”.

¡Viva Cuba Libre!

¡Abajo el Bloqueo!

Firmantes:

Las organizaciones integrantes de la Coalición Alianza Martiana:

La Brigada Antonio Maceo

La Alianza Martiana –como organización individual

La Asociación José Martí

La Asociación de Mujeres

El Círculo Bolivariano de Miami, Negra Hipólita

Radio Miami

La Fundación por la Normalización de las Relaciones entre Estados Unidos y Cuba (Fornorm)

La Liga de Defensa Cubano Americana

Solidaridad Judía