Dice en su  letra una popular canción ranchera  que “Jalisco nunca pierde  y  que cuando pierde,  arrebata”.  Viene al caso la frase clave de esta tonada mexicana   a propósito  de una entrevista televisiva   que  le hicieran recientemente por la emisora de cable   HITN  al  Congresista federal  por  el  Estado de New  York,  el  puertorriqueño   José  Serrano.

 El  legislador Demócrata  por el Distinto  de El Bronx,  hablando de las próximas elecciones presidenciales norteamericanas ,  señaló que veía con profunda preocupación la posibilidad  cierta de que  el  Presidente Donald Trump, ante una derrota   suya en  las urnas en los  comicios  del  próximo año 2020, no acepte la victoria  de su adversario Demócrata, argumentando que hubo fraude en las elecciones  y que por  lo  tanto  el no  saldría  de la Casa Blanca a menos que  lo saquen por  la fuerza.

Este hecho insólito provocaría así  una  crisis  institucional  en la nación norteña  que pudiera dar pie  a que  los  seguidores más fanáticos de Trump-  los grupos  supremacistas blancos- se lancen a las calles con sus  armas ,  que las tienen en abundancia, con el  pretexto  de que al  Presidente Trump  le  han dado un “Golpe de Estado” electoral en las urnas.¿  Seria esto el  preámbulo  de una segunda  “Guerra Civil  norteamericana?

Según el  Congresista neoyorquino  dado  el  carácter personal  del actual  vecino la Casa Blanca-  autoritario,  soberbio,  prepotente,   que no acepta  el  fracaso  ni  la  derrota- es más que probable por no decir seguro,   que tal  escenario  sea una realidad lamentable  para cuando se anuncie el  resultado negativo para Trump  en los  comicios venideros.

¿Realidad  posible  o  política  ficción? Es que Jalisco  nunca pierde y cuando pierde  arrebata. Ahí se las dejo  y los  pongo a pensar.

Y hasta la próxima entrega de El  Duende que con  mi gallo me voy cantando a  mi tumba fría. Bambarambay.