El voto puertorriqueño  es casi de manera unánime contrario  a Donald Trump

En la misma medida que se acercan las elecciones presidenciales de Noviembre  del año entrante,  los analistas políticos  afilan sus cálculos electorales para descifrar hacia dónde irán los  votos de cada uno de los grupos étnicos que conforman el diverso y complejo mapa de votantes  norteamericanos a lo largo  y ancho de  Estados Unidos.

Especial atención se tiene por el Estado de La Florida  dada  su importancia  por sus 29 votos en el Colegio Electoral, lo   que lo hace  un Estado clave que pudiera decidir  esta elección presidencial,  como lo fue en los pasados comicios del año 2016, en los que si bien el Presidente Trump lo ganó  por  un estrecho margen, en gran medida La Florida  le dio la victoria  que lo  llevó a la Casa Blanca.

Esta vez La Florida está de nuevo  sobre el  tapete y puede que sea el  voto hispano  el que decida los comicios en este Estado,  y por  ende la elección presidencial. Tanto los Republicanos  como los Demócratas están conscientes  de la  importancia del  voto hispano en La Florida, de ahí que ya desde ahora se estén movilizando ambos Partidos detrás  de  los votantes de esa etnia, compuesta   por  cubanos, puertorriqueños, centroamericanos,  venezolanos, colombianos y de otras naciones  del  nuevo  continente,  que por  tener la  ciudanía   norteamericana, son electores legítimos  de Estados Unidos.

Está  claro que los  cubanos de la extrema derecha asentados  en el sur de La Florida, como también los  venezolanos,  votaran por Donald Trump, dada sus coincidencias  ideológicas que van  desde el  racismo y la homofobia  hasta el rechazo a todo movimiento progresista. En realidad  estos no son los  más, pero si son los que más escandalizan,  amplificados sus gritos  por  los  medios  de comunicación en español  que están todos bajo su control,  como  es el caso  de las emisoras  Cloacas  de radio  y televisión del sur de La Florida.

El voto puertorriqueño asentado  en la faja central  de La Florida es casi de manera unánime contrario  a Donald Trump,  por las tantas ofensas  que ha  volcado  el  actual  Presidente   contra  el  pueblo  boricua.  Ese votante puertorriqueño  tiene  en estas elecciones  capital  importancia,  puesto que ya  supera al voto  cubano de la derecha, lo  que pudiera  ser  decisivo  en   estas elecciones del  año  2020.

¿Pudiera ganar Donald Trump el Estado  de La Florida contando solo con los  votantes blancos anti-negros, anti-hispanos   y anti-inmigrantes  como  lo logró en las elecciones del año  2016?  Si los electores  hispanos  van  masivamente a las urnas, Trump no puede ganar el Estado de la  Florida ni su reelección presidencial. Pero si  los   hispanos no van a votar en el  próximo noviembre,  tendremos  de nuevo  a Donald Trump en la Casa Blanca. Como dijera Cantinflas.  ¡Ahí está  el  detalle!

Y hasta la  próxima entrega de El Duende que con mi gallo me voy cantando a mi tumba fría. Bambarambay.