Traducido desde el Más allá por Max Lesnik

El triunfo en las urnas del Primer Ministro conservador británico Boris Johnson con el que obtuvo una mayoría absoluta parlamentaria que le permite llevar adelante la salida del Reino Unido de la Unión Europea con eso que se llama “Brexit, ello es sin dudas una vuelta atrás en la política “globalista” que se venía desarrollando en el planeta después de terminada la II Guerra Mundial.

El presidente Trump fue el primero en saludar la victoria de Johnson en los comicios ingleses por lo que ello significa de bueno para la gran alianza del conservadurismo mundial.

Se me ocurre pensar que estamos viviendo un mundo de paradojas, puesto que dando una segunda lectura a lo que ha ocurrido en la Gran Bretaña con estas elecciones, parece ser que los ingleses que una vez fueron un imperio mundial dueños de las trece Colonias norteamericanas, ahora quieren ser una Colonia de los Estados Unidos de América teniendo por monarca absoluto al presidente Donald Trump.

Genéticamente hablando: Quien fuera “macho” ahora quiere ser “hembra”. Dice un viejo refrán que el que muere por su gusto la muerte le sabe a gloria. Consumatum est.

Y hasta la próxima entrega de El Duende que con mi Gallo me voy cantando mi tumba fría. Bambarambay.