La República Democrática de Timor Leste (Oriental) fue colonia portuguesa por más de 500 años hasta que en 1975, tras la Revolución  de los Claveles en Portugal, obtuvo la independencia pero ese mismo año la invade y ocupa Indonesia hasta 1999. La otra parte de la Isla, conocida por Timor Occidental, fue colonia holandesa y ahora pertenece a Indonesia.

Loro Horta, embajador de Timor Leste, afirmó que las relaciones con Cuba datan desde los primeros momentos de alcanzar la independencia y citó como ejemplo que sus padres en 1978 participaron en el Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes y permanecieron por tres meses en la Isla del Caribe.

Después de la Independencia, agregó, muchos timorenses llegaron a Cuba para estudiar pues no teníamos ni escuelas, ni hospitales y solo 17 médicos y ocurre un encuentro en Kuala Lumpur, Malasia, entre el Comandante en Jefe, Fidel Castro y nuestro Comandante y presidente, Xalala Gusmao, durante la XIII Cumbre de los No Alineados y el líder de la Revolución cubana le expresa que su país formaría 1 000 galenos para Timor Leste. Esa promesa se cumplió este año al sobrepasar esa cifra de graduados. 

Al mismo tiempo que se estaban formando los médicos timorenses en distintas provincias de la Isla del Caribe, se envía una brigada médica a nuestro país la que ha permanecido durante todo este tiempo. 

Ninguna otra nación, asegura el embajador, podría habernos dado ese apoyo. De esa forma se erradicó la malaria, el tétano, se redujo la mortalidad infantil, aumentó la esperanza de vida. Actualmente la atención médica es pública y si algún ciudadano padece una enfermedad que no puede ser tratada en el país, el Estado lo ayuda para que sea atendido en otro donde existan las técnicas y las condiciones.

Enfatizó seguidamente que las relaciones entre Cuba y Timor Oriental son excelentes, profundas y desinteresadas pues La Habana no tienen ningún interés estratégico en Timor y viceversa. A nivel internacional tenemos posiciones bastante comunes, somos miembros del Movimiento de Países No Alineados, orgullosos de sus soberanías, estamos en contra del bloqueo de Estados Unidos, fuimos muy activos para ayudar a la liberación de los cinco cubanos que estuvieron presos en cárceles norteamericanas lo que demuestra la convergencia en nuestras posiciones.

Al referirse a los intercambios entre nuestros países, informó que existen proyectos para crear una fábrica de yogurt y otra de medicamentos para tratar de diversificar la economía y ampliar las exportaciones. Contamos con grandes manantiales de agua potable y sin embargo importamos miles de dólares en botellas con ese líquido. Cuba cuenta con la tecnología y Timor con el capital para poder echar adelante estos programas.

Pese a que Cuba, dijo, esta bajo fuertes condiciones del bloqueo económico y financiero estadounidense ha podido desarrollar su industria y siempre trata de reducir las importaciones. 

El diplomático explicó que al comienzo de la independencia, su país era el séptimo más pobre del mundo y ahora aparece en los lugares 60, o sea, que en tan poco tiempo han superados varias barreras. 

Señaló que para lograrlo, han tenido apoyo de la comunidad internacional y en ese aspecto se destaca Cuba con los centenares de médicos que han trabajado en su país, en las regiones más remotas, a 2 000 metros de altitud y con pocas condiciones donde galenos de otras nacionalidades nunca irían. Ellos estuvieron en esos parajes, enfatizó, hasta que llegaron los profesionales timorenses graduados en la Isla del Caribe. 

En los avances económicos también ha sido fundamental la producción y servicio austero del petróleo, pues indicó, que están evaluados como el tercer país que más transparencia tiene en la gestión de los productos petrolíferos detrás de Noruega y Finlandia. Tienen el Fondo Soberano del Petróleo y todo el dinero a gastar debe ser aprobado por más del 70 % de los miembros del Parlamento, pasar posteriormente por el tribunal Constitucional y después por el presidente de la República. Esto motiva que se cuenta con reservas monetarias para aguantar por varios años con precios bajos del petróleo ante cualquier contingencia de crisis.

El Producto Interno Bruto en 2018 alcanzó 4,5 %, todo el país se halla electrificado y con cobertura de comunicaciones e Internet, pero existen desafíos de infraestructura, como en las carreteras, puertos y aeropuertos pequeños. Además, explicó que hay una gran dependencia del petróleo y del gas natural, alrededor del 70 % y es preciso diversificar la economía, pues esto motiva que exista un alto desempleo entre la joven población ya que el sector petrolífero no crea muchos puestos de trabajo. Se hace necesario invertir en el turismo y en la agricultura pues la mayoría de los productos alimenticios se importan.

Por último significó que un alivio en esa situación es que cerca de 35 000 timorenses trabajan en el Reino Unido e Irlanda, 15 000 en Australia y 3 000 en Corea del Sur los que envían remesas hacia el país.