Alianza Martiana

marti-1La Alianza Martiana es una asociación de hombres y mujeres libres del continente americano, residentes en Estados Unidos que propugnan y luchan por el respeto a la soberanía plena de nuestros países de origen, así como por la mejor relación entre el gobierno norteamericano y los pueblos de Nuestra América.

José Martí, cuyo pensamiento político trasciende su nacionalidad, en clara convergencia bolivariana , expresó en carta a su amigo Manuel Mercado, el 18 de Mayo de 1895-un día antes de su muerte en Dos Ríos que “puesto que lo entiendo y tengo ánimos con que realizarlo, de impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extienda por las Antillas los Estados Unidos y caigan con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América. Cuanto hice hasta hoy, y haré, es para eso”.

La “Alianza Martiana” al proclamar su lucha por la defensa de la soberanía de nuestros pueblos de América, señala muy en particular el caso de Cuba, país que por más de cuatro décadas enfrenta una política de hostilidad abierta de parte del gobierno de Estados Unidos, que aparte de constituir una agresión a un país soberano, en nada se justifica y que tampoco resulta de beneficio para la nación y el pueblo norteamericanos.

En consecuencia la “Alianza Martiana” se opone a la política de Washington hacia Cuba así como proclama su rechazo a las legislaciones del Congreso de Estados Unidos , en primer término el bloqueo establecido en la ley de Embargo, por lo que de injerencistas tienen, en detrimento de la soberanía de esa nación así como de coacción al libre derecho del pueblo cubano a escoger su destino sin agresiones ni presiones de otros estados.

marti-2La “Alianza Martiana” no rechaza ni discrimina a ningún ciudadano, ya sea del norte o del sur de nuestro continente por razones de raza, credo religioso o filosofía política.

En nuestras filas caben hombres y mujeres de convicciones patrióticas que también defiendan en esta sociedad el libre juego de las ideas, señalando además nuestro más enérgico rechazo a las prácticas de corrupción electoral y administrativa que por naturaleza son corrosivas y desnaturalizan la sociedad norteamericana.

El espacio también está abierto en la “Alianza Martiana” para todos los cubanos residentes en el exterior de la isla , independientemente de su pensamiento político o ideológico, ya sea de respaldo a la revolución o sostengan diferencias con el gobierno cubano. Lo que importa es la defensa de la soberanía de Cuba por encima de las posibles discrepancias. De lo que se trata es de pasar por encima de los puntos de contradicción para encontrar un espacio común desde donde defender los intereses fundamentales de la nación cubana y su pueblo.

Nuestros objetivos de lucha son bien claros y precisos:

Defendemos los derechos de todos los inmigrantes que vienen a este país en busca de un mejor destino.marti-2 Vivir en el exterior con decoro y dignidad, no significa para nosotros traición a la patria.

Proclamamos nuestra defensa a la plena soberanía de los pueblos de América siempre amenazados por las corrientes más reaccionarias de determinados centros de poder en los Estados Unidos.

En el caso de Miami, ciudad de los Estados Unidos donde más de la población es de origen hispano, nos pronunciamos por la promoción de espacios alternativos en español en los medios de difusión. Asi también denunciamos la conducta “macartista” practicada por algunos comentaristas y órganos de expresión que en nombre de la libertad, hacen escarnio de ella.

Al emerger una nueva administración en Washington, la “Alianza Martiana” señala que paradójicamente, esta es la mejor coyuntura para un cambio en la política de los Estados Unidos hacia la Isla después de más de cuatro décadas de hostilidad fracasada.

La “Alianza Martiana” quiere señalar que no es una organización política que pretende imponer pautas de conducta o apuntar derroteros ideológicos. En ella pueden estar juntos hombres y mujeres de todos los matices, unidos todos en la defensa de puntos coincidentes, dejando a un lado lo que nos separa para buscar un consenso en lo que nos une.

Dirigentes y militares de diferentes organizaciones o de ninguna en particular, contribuimos a llevar adelante el esfuerzo de la “Alianza Martiana” por entender que su carácter es eminentemente patriótico y que en nada menoscaba o limita la total independencia de las organizaciones o personas que lo integran.

A partir de esa unidad de propósitos la “Alianza Martiana” invita a formar fila a todos los hombres y mujeres de buena voluntad en un frente común de la dignidad teniendo como divisa el pensamiento vivo de Marti expresado en Nuestra América: ” Los arboles se han de poner en fila para que no pase el gigante de las siete leguas, es hora del recuento, y de la marcha unida, y hemos de andar en cuadro apretado, como la plata en las raíces de Los Andes”


0 comentarios