cubanos votan

Cubanos votan en Miami.

Traducido desde el más allá por Max Lesnik

La cifra exacta no la tenemos pero lo que si es cierto  es que los cubanos con derecho al voto en el sur de la Florida suman cientos de miles y por lo tanto pueden decidir en gran medida la elección de tal o mas cual  candidato en estas elecciones  de “medio término” que habrán de celebrarse  en el  próximo mes de noviembre.

Se elegirán en ellas el Gobernador  del Estado,  un  Senador Federal  y todos los congresistas  de los Distritos  electorales que comprenden el sur de La Florida, significativamente  los  escaños  hasta ahora ocupados por  los Republicanos Ileana Ross, Mario Díaz Balart  y Carlos Curbelo, todos  ellos de la  llamada “línea dura” contra Cuba que tanto daño le ha hecho  por igual  al pueblo  cubano de la isla como a los que viven en Estados Unidos  y que  por mil razones válidas mantienen lazos permanentes con su país  de  origen.

En  estas elecciones  el Partido Republicano de La Florida se encuentra en una coyuntura difícil si se tiene  en cuenta  de que según todas las encuestas,  la inmensa mayoría  de los  cubanos residentes en este  Estado  son partidarios  de la política de apertura  hacia la isla decretada  por  el  pasado gobierno Demócrata  del Presidente Barack Obama que no solo restableció las relaciones  diplomáticas entre  los dos países, sino que  abrió  las puertas para que los viajes  a la isla  fueran  más  fáciles para cubanos  y  norteamericanos, lo cual  significó  una  mejoría económica  para los compatriotas del  otro lado del  estrecho de La Florida, especialmente para  aquellos  que a tenor  de nuevas  leyes en el  país caribeño  comenzaron una carrera  empresarial  de “Cuentapropistas”. A lo que hay que agregar que   esa política anti-cubana también ha  perjudicado el  pueblo norteamericano y  a su mundo empresarial al  que se prohíbe hacer negocios con Cuba.

Con  la  política  del  actual  gobierno Republicano  del Presidente Trump hacia Cuba-  siguiendo  los consejos  de la extrema derecha  cubana  de Miami- quienes ha salido  perjudicados  son  los  doce millones de habitantes  que viven en la isla,  así como todos  los  que tienen su residencia  en Estados Unidos,  lo que equivale  a decir que votar por  los  candidatos Republicanos  en estas  elecciones de “Medio Término”  significa  premiar y no castigar  a quienes  por  perversos  designios  le hacen daño por igual  a  todos los  cubanos  de  aquí y  de allá.

Mal, pero muy mal  consejo le han dado  al Presidente Donald Trump los que le han dicho que para ganar  el  Estado  de La Florida  tiene  su  Partido que unir su destino  a la  extrema  derecha  derecha cubana  de Miami una “tribu urbana” desquiciada politicamente  que lleva  mas  de sesenta años dando tumbos  de fracaso en fracaso.

¿  Se cree alguien  el viejo cuento  de que  apretando las tuercas contra  Cuba se logrará  derrocar el  gobierno cubano para darle paso  a  un regimen calcado  a la imagen y semejanza del que desgobierna  en Miami  con tanto  pòlitiquero “camaján”   y bandido al frente de la  vida pública?

 A otro con ese  cuento, que los  cubanos  tendremos  defectos pero   “come M”  no somos.

Y hasta la proxima entrega  de El  Duende que con mi gallo me voy cantando a mi tunba fría. Bambarambay.