Pueblo venezolano dispuesto a defender su revolución. Foto: VTV
Pueblo venezolano dispuesto a defender su revolución. Foto: VTV

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, descartó este martes que en su país haya algún caso del nuevo coronavirus causante de la enfermedad Covid-19.

Durante un acto en Caracas, según Telesur, el mandatario enfatizó en que se encuentran en coordinación permanente con la Organización Mundial de la Salud (oms) y que en los próximos días llegarán al país los implementos necesarios para hacer las pruebas.

Además, precisó que, si apareciera un caso sospechoso, el Gobierno venezolano se activaría inmediatamente para atender la situación. «Algunos que parecían tener las características de la enfermedad han sido descartados», acotó.

Igualmente, rechazó que este tema sea politizado por algunos sectores del país y solicitó al pueblo venezolano unión, comprensión y serenidad, reiterando que lo más importante es proteger a la nación.

Nicolás Maduro informó que el medicamento Interferón, proveniente de Cuba, se encuentra en el país para atender en el futuro a posibles pacientes que presenten síntomas de Covid-19.

El Jefe de Estado expresó: «Cuba va a la vanguardia en la prevención de la Covid-19, mediante el medicamento Interferón, creado con tecnología médica cubana y que ha tenido excelentes resultados».

El presidente Maduro resaltó que, a través de los convenios entre Cuba y Venezuela, la medicina será entregada al Gobierno Nacional.

Guaidó fracasa en su convocatoria en Caracas

Mientras el pueblo venezolano junto a su Gobierno se dispone a enfrentar una posible agresión del imperio y sus aliados en la región, y se tomaban las medidas necesarias para contrarrestar los efectos de la posible entrada el país del nuevo coronavirus, el fantoche autoproclamado, Juan Guaidó, intentó movilizar, una vez más, a sus partidarios a una marcha contra el Gobierno, pero la manifestación que él había pronosticado como multitudinaria, finalizó en un rotundo fracaso.

En el centro de Caracas, según Hispantv, se concentraron los clásicos cuatro gatos. Guaidó ante la escasa aglomeración de personas que se reunió en Las Mercedes, una pudiente zona del este de la capital, considerada como un bastión opositor, tuvo que reconocer su revés, en tanto Caracas se cubría de una marea roja de pueblo chavista que marchó en respaldo a Nicolás Maduro y a la Revolución Bolivariana y Chavista.

¡Manos fuera de Venezuela!

Los miembros del movimiento de mujeres de ee. uu., CodePink, presentes en un evento antivenezolano, organizado en la escuela de Estudios Internacionales Avanzados Johns Hopkins, en Washington, interrumpieron el martes el discurso que pronunciaba el enviado especial de ee. uu. para Venezuela, Elliot Abrams.

Los activistas, según relata Histantv, acusaron al representante de ee. uu. de cometer «crímenes de guerra», promoviendo sanciones contra el país bolivariano. Además, portaban carteles en los que se leía: «Manos fuera de Venezuela».

En un mensaje dejado en la misma jornada en su cuenta en Twitter, CodePink destacó el hecho de haber obligado a Abrams a huir de su propio evento.