Con medidas que refuerzan el combate al nuevo coronavirus SARS CoV-2, y el llamado por las autoridades del país al aislamiento social, Cuba continúa con sus acciones a fin de frenar la propagación de la COVID-19, que ya deja 57 casos confirmados por el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) en la nación caribeña.

Por su parte, la ministra de Educación Ena Elsa Velázquez Cobiella respondió interrogantes recurrentes de la población en el programa televisivo la Mesa Redonda. ¿Por qué mantener abiertos los círculos infantiles y si en esas instalaciones están tomadas las medidas necesarias para preservar la salud de los infantes? 

El Ministro del Transporte, Eduardo Rodríguez Dávila, aseguró que existe un grupo de trabajo cohesionado para cumplir las medidas relacionadas con el cierre de aeropuertos y el traslado de las personas que llegan a Cuba hacia los centros de aislamiento. 

“La limitación de entrada al país de no residentes en Cuba trajo consigo una serie de medidas colaterales, las cuales se adoptaron de manera rápida por la gravedad de la situación”, precisó.

Juan Carlos García Granda, Ministro de Turismo, como parte de su actualización sobre el estado de ese sector en la Isla, agregó que el 15 de marzo último existían en el país 101 817 turistas, pero luego de adoptar las medidas anunciadas por Cuba para combatir la COVID-19 este 24 de marzo solo permanecían 29 589 visitantes extranjeros.

Respecto a la entrada y salida de ciudadanos cubanos, el ministro confirmó que en la última jornada llegaron 854 residentes en el país, una cifra que disminuye respecto a las jornadas anteriores. Por su parte, salieron 7354 personas, de ellas 5847 extranjeros y 913 emigrados. El titular del turismo en Cuba confirmó que ningún extranjero o emigrado entró al país en las últimas 24 horas.

Segundo grupo de médicos cubanos parte con destino a Belice

Brigada cubana con 52 doctores y enfermeros llegan a Milán, Italia, para brindar su apoyo en la batalla contra la COVID-19. Foto: Consulado de Cuba en Milán.

El segundo grupo que completará la brigada de 58 profesionales  de la salud que laborará en Belice en el enfrentamiento a la pandemia de Covid-19, causada por el coronavirus SARS-Cov-2, partirá hoy hacia ese país centroamericano.

Se trata de  generales integrales, licenciados en enfermería, epidemiólogos y tecnólogos en laboratorio clínico e imagenología, integrantes del Contingente Internacional de  Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias Henry Reeve, que prestará su colaboración en esa nación centroamericana.

Este miércoles la brigada fue abanderada en la Unidad Central de Cooperación Médica, donde se ratificó el compromiso de trabajar junto a las autoridades sanitarias, personal de salud y pueblo de ese país para evitar la propagación de la enfermedad.

Los especialistas  compartirán sus experiencias y profesionalidad ante esta emergencia epidemiológica que vive el mundo, desde que el nuevo coronavirus se ha expandido a 169 países con el saldo de más de 16 mil fallecidos.

Una vez completada la brigada el gobierno de Belice le hará un recibimiento oficial, donde los colaboradores  tendrán los aseguramientos necesarios para trabajar, incluidos los medios de protección, imprescindibles para su protección ante el riesgo de ser infectados.

Como en ocasiones anteriores de desastres naturales o epidemiológicos, Cuba ha enviado personal de la salud a Jamaica, Venezuela,Surinam, Italia y ahora a Belice, para combatir una pandemia de gran impacto.

La isla suma este gesto a su amplia historia de cooperación médica y sus profesionales son reconocidos internacionalmente por sus grandes capacidades, solidaridad y compromiso que ahora son ratificados ante la propagación de la Covid-19.

Constituido el 19 de septiembre del año 2005 por el líder histórico de la revolución cubana, Fidel Castro, el Contingente Henry Reeve, tiene el objetivo de apoyar a una nación determinada, cooperar de inmediato con su personal especialmente entrenado, en casos de catástrofe, grandes azotes de huracanes, inundaciones u otros fenómenos naturales, además de epidemias de grandes magnitudes.

Fiscalía General: Se apelará al ejercicio penal contra infractores de la medidas sanitaras

Foto tomada de ACN.

La Fiscalía General de la República (FGR) confirmó que continuará su función de crear conciencia sobre el cumplimiento impostergable de las medidas de las autoridades sanitarias para prevenir y controlar el nuevo coronavirus, y también que apelará al ejercicio penal a sus infractores.

Es imprescindible la disciplina, el orden y el control individual y colectivo de la pandemia, advirtió este miércoles en el programa Hacemos Cuba Marcos Antonio Caraballo de la Rosa, vice fiscal de la institución, quien coincidió en ese sentido con una reciente convocatoria del Presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Calificó de insoslayable la observancia de los derechos y deberes, que tienen un fundamento legal en el enfrentamiento a la epidemia presente en la mayoría de los países del mundo y que definen a los responsables de las disposiciones para contrarrestar sus efectos.

Mencionó el Artículo 45 de la Carta Magna: “El ejercicio de los derechos de las personas solo está limitado por los derechos de los demás, la seguridad colectiva, el bienestar general, el respeto al orden público, a la Constitución y a las leyes”.

Son límites constitucionales que responden al enfrentamiento a la epidemia, argumentó con plena convicción el joven experto, quien alertó que su práctica corresponde a los individuos, vecinos, colectividades, Organismos de la Administración Central del Estado y otros.

Fundamentó también su argumentación con la Ley 41 de Salud Pública, de 1983, con el fin de contribuir a garantizar la promoción de la salud, la prevención de enfermedades, el restablecimiento, la rehabilitación social de los pacientes y la asistencia.

Relacionó las medidas elementales para impedir el contagio con el COVID-19, entre ellas, disminuir el flujo de personas en público, participar solo en labores esenciales, distanciarse de los demás, evitar saludos, abrazos y besos, así como lavarse las manos con detergente, lejía o productos antibacterianos, y el uso de mascarillas.

Advirtió que su aplicación es un deber cívico y constitucional y a sus infractores, aclaró en respuesta a algunos en redes sociales, les recordó la vigencia de la Ley 62 Código Penal, de 1987.

En su apartado acerca de los delitos contra la salud, establece que incurre en sanción de privación de libertad de 3 meses a un año o multa de 100 a 300 cuotas o ambas, quien infrinja las medidas dictadas por las autoridades sanitarias competentes para la prevención y control de las enfermedades transmisibles, así como los programas o campañas para el control o erradicación de enfermedades o epidemias de carácter grave o peligrosas.

Una sanción similar prevé para el que se niegue a colaborar con las autoridades sanitarias en el territorio nacional, donde cualquier enfermedad transmisible adquiera características epidémicas graves o en los territorios colindantes expuestos a la propagación.

De igual modo, incurre en sanción de privación de libertad de 3 a 8 años, el que maliciosamente propague o facilite la propagación de una enfermedad.

Refuerzan labor de hospitales maternos en Matanzas

Foto tomada de ACN.

Los tres hospitales maternos de la cubana provincia de Matanzas refuerzan la atención a pacientes con infecciones respiratorias agudas como parte de las medidas para enfrentar la enfermedad COVID-19, causada por el coronavirus SARS Cov-2.

Estrella Echavarría Ortiz, jefa del Programa de Atención Materno Infantil (PAMI) en el territorio, declaró a la ACN que también se extreman medidas de higiene en los centros asistenciales ubicados en la cabecera provincial y los municipios de Cárdenas y Colón.

La doctora afirmó que en todas las unidades se trabaja con un criterio unificado a partir de guías de actuación actualizadas, para garantizar la calidad de los cuidados médicos desde el punto de vista clínico y ginecobstétrico.

A diario se supervisa el adecuado uso de medios de protección como nasobucos, guantes y otros por parte del personal de salud, y se limita el acceso de familiares, entre otras disposiciones con el objetivo de evitar la propagación de la pandemia, señaló Echavarría Ortiz.

Ante cualquier caso sospechoso se realiza el traslado de la gestante en un transporte sanitario, dedicado únicamente a ese fin, hacia el hospital militar Mario Muñoz, especialmente acondicionado para la actual situación epidemiológica, comentó.

Damián Valdés Hernández, vicedirector facultativo del hospital ginecobstétrico provincial José Ramón López Tabrane, el más antiguo de Cuba en funciones, aseguró que en todos los puntos de acceso a la institución se aplican soluciones antisépticas a fin de evitar la transmisión de la COVID-19.

Se creó una consulta para la atención diferenciada a las pacientes, en el cuerpo de guardia contamos con la presencia de especialistas en infecciones respiratorias agudas, y solo se admite la entrada de un acompañante al centro para evitar aglomeraciones, enfatizó el ginecobstetra.

En este momento tenemos ingresada a una gestante que es un contacto de una persona sospechosa de padecer la pandemia, ella se encuentra aislada, en buen estado de salud, y recibe los cuidados necesarios, comentó.

Contamos con personal entrenado para proceder según los protocolos establecidos, además, disponemos de ventiladores mecánicos, máquinas de anestesia y otros equipos tanto en la unidad obstétrica como en el área de neonatología, para emplearlo si fuese necesario, sentenció Valdés Hernández.

El Ministerio de Salud Pública de Cuba informó de la existencia de nuevos casos de COVID-19 para un total de 57 en la Isla caribeña, que toma medidas para hacer frente a la pandemia, extendida ya a 169 países.

Espirituanos positivos a la COVID-19: “Los notamos confiados a todos”

El doctor Jorge Eduardo Berrio Águila aseguró que los espirituanos, en su mayoría, en estos momentos se hallan asintomáticos y con una evolución estable y favorable. Foto: CMHW

Hasta este miércoles cuatro espirituanos han sido confirmados como positivos a la Covid-19 —después de tener contacto directo con los extranjeros contagiados o luego de haber regresado desde el exterior al territorio nacional— y se hallan aislados en el Hospital Comandante Manuel (Piti) Fajardo, de Villa Clara.

En declaraciones ofrecidas a la emisora municipal Radio Vitral y a Escambray, el doctor Jorge Eduardo Berrio Águila al frente de la institución de salud villaclareña aseguró que los espirituanos, en su mayoría, en estos momentos se hallan asintomáticos y con una evolución estable y favorable.

Aunque al ser trasladados desde el centro de aislamiento enclavado en el Hospital Provincial de Rehabilitación algunos presentaban fiebre y tos, en la actualidad la mayoría ha ido superando tales síntomas luego de la terapia establecida.

En la información detallada compartida con los medios de prensa el galeno acotó que solo Asael García Gutiérrez, residente en el municipio de Taguasco, ha presentado en los rayos X de tórax realizados opacidad de las bases pulmonares que corresponden a neumonía atípica.

Hospital Comandante Manuel (Piti) Fajardo, de Villa Clara. Foto: CMHW.

Para ello —según esclareció el doctor— se le han añadido al tratamiento establecido para la Covid-19, antibióticos de última generación.

Contactos directos de este paciente también se hayan hospitalizados allí —la esposa y el hijo— a los que se les vela pormenorizadamente cada uno de los síntomas por la posibilidad que tienen de padecer la enfermedad.

“Ninguno de los miembros de la familia de Asael ni Asael están graves —afirmó Berrio Águila—. Con todos se está trabajando de manera oportuna y hasta el momento pensamos que no existan grandes problemas”.

Al referirse a los espirituanos que se hayan hospitalizados en su institución y que padecen la enfermedad el doctor aseguró: “Le trasmitimos tranquilidad a todos; los notamos confiados a todos y hoy nosotros disponemos de todas las condiciones para que las cosas nos salgan —tanto al hospital como a los pacientes y a sus familiares— lo mejor posible”.

Es necesario protegerse; dentro de las medidas de protección es fundamental aislarse, sobre todo, en los próximos 15 días, exhortó el galeno. Foto: Yunier Sifonte/ Cubadebate.

A tono con el incremento de la enfermedad en el país y con las medidas de distanciamiento social que se le están exigiendo a la población el facultativo exhortó: “La gran recomendación que le puedo dar al pueblo espirituano se corresponde con lo que anteriormente han recibido como información a través de las mesas redondas. Es necesario protegerse; dentro de las medidas de protección es fundamental aislarse, sobre todo, en los próximos 15 días. Si nosotros logramos hacerlo con la disciplina que se está solicitando puede lograrse que no haya trasmisión de la enfermedad.

“Es la mayor cooperación que pueden tener con los enfermos, es la mayor cooperación que pueden tener con la estabilidad de la familia, es la mayor cooperación que pudiéramos tener cada uno de nosotros con todo el pueblo de Cuba”.

(Con información de agencias)