La brigada médica Henry Reeve, orgullo de Cuba. Foto: Cubadebate/ Archivo.

 

 

 

Colaboración médica hace camino al andar

Frente a los ataques de Estados Unidos contra de las brigadas de salud cubanas que llevan a diferentes poblaciones su labor de ayuda humanitaria, el doctor Jorge Delgado Bustillo, director de la Unidad Central de Colaboración Médica afirmó que el accionar de sus integrantes es reconocido por los gobiernos donde se encuentran como la verdadera solidaridad internacionalista.

En 57 años de colaboración médica, enfatizó, desde el 23 de mayo de 1963, cuando la primera brigada fue a laborar a la República de Argelia, más de 420 000 personal de la salud cubano han cumplido misiones en 134 países. Son generaciones de hombres y mujeres que hicieron y hoy continúan esas misiones por una decisión completamente voluntaria y una visión de amor y solidaridad.

En una comparecencia ante la televisión cubana, Delgado Bustillo, explicó que para prepararse sobre todo lo relacionado con el nuevo coronavirus, antes de salir hacia los diferentes países, los brigadistas reciben una amplia preparación y además se les hacen pruebas para detectar cualquier posible enfermedad que padezcan.

Asimismo, se les entrena en el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí sobre terapia intensiva, medios de prevención, protección, de medicina, de clínica, con el objetivo de que ellos puedan curar y proteger al mismo tiempo.

Informó que en las casi seis décadas de labor ininterrumpido, los colaboradores han realizado 1 900 millones de atenciones médicas, con un promedio mensual de de cinco millones de personas. Han realizado 14 millones de intervenciones quirúrgicas, cuatro millones de partos y 8.3 millones de vidas salvadas. 

Actualmente, Cuba tiene 29 455 colaboradores en 65 naciones. Tras la pandemia, 16 países donde ya existía la colaboración médica, solicitaron el incremento de esos recursos humanos y otras seis naciones las pidieron y se les enviaron por primera ocasión. 

Por ejemplo, el presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaposa, declaró que la llegada de esta nueva brigada cubana a su país para ayudar a combatir el nuevo coronavirus, era la continuación de las excelentes relaciones entre los líderes históricos de ambas naciones, Fidel Castro y Nelson Mandela.

Las 25 brigadas Henry Reeve laboran en estos momentos en 23 países con 2041 colaboradores. De ellos, 1 006 están en la llamada zona roja, que atienden directamente a las personas contagiadas y el resto en salas de vigilancia, aislamiento, observación, convalecencia. Y han atendido a más de 14 230 pacientes y según los reportes recibidos hasta el 13 de mayo han salvado a 499 personas.

Por una disposición de la dirección del Gobierno cubano, señaló, todas las brigadas que laboraban con anterioridad en 59 naciones de varios continentes, se pusieron a disposición de las autoridades de salud de las naciones donde se encontraban para ayudar a combatir la Covid-19.

Cuba, con sus pocos recursos materiales, un férreo bloqueo económico, comercial y financiero que le mantiene Estados Unidos desde hace 60 años, pero con un enorme potencial de salud que se formó por la visión del Comandante en Jefe, Fidel Castro, cumple el deber insoslayable de ayudar a la Humanidad en estos momentos de crisis sanitaria cuyo nuevo coronavirus tiene en jaque a la mayoría del planeta, concluyó el doctor Bustillo.