(VIDEO) El Aissami anuncia arribo del buque Iraní Fortune a zona económica exclusiva de Venezuela

Credito: sputniknews.com

Caracas, 23 Mayo de 2020.- El ministro del Poder Popular para el Petróleo, Tareck El Aissami, anunció este sábado que los buques de la hermana República Islámica de Irán se encuentran en la Zona Económica Exclusiva de Venezuela, acompañada por la Armada Bolivariana.

«Ya los buques de la hermana República Islámica de Irán se encuentran en nuestra Zona Económica Exclusiva, como diría nuestro amado comandante Chávez, ´La Venezuela Azul´, acompañados por nuestra Armada Bolivariana, como símbolo de la hermandad y de la fortaleza de nuestra unión», escribió El Aissami en su cuenta en la red social Twitter @TareckPsuv.

En horas de la noche arribó el buque «Fortune», el primero de los cinco buques iraníes, proveniente de la República Islámica de Irán, con el primer cargamento de combustible de los cinco que se tienen previsto que lleguen al país.

Esta muestra de solidaridad y hermandad nace en el marco de la cooperación y acuerdos comerciales entre Irán y Venezuela, con la llegada de esta primera embarcación iraní cargada de combustible se espera abastecer a nuestra que padece las consecuencias de las ilegales medidas coercitivas unilaterales impuestas por la administración de Donald Trump.

Las relaciones diplomáticas entre Venezuela e Irán se remontan a los años 60 del siglo XX, principalmente en el ámbito petrolero. Es gracias a la llegada de la Revolución Bolivariana que se diversifica la cooperación y se estrechan los vínculos de hermandad y solidaridad, principios implementados por el comandante Hugo Chávez, que continúa con firmeza el presidente constitucional Nicolás Maduro Moros.

Ambos países tienen presencia en organismos energéticos de carácter internacional: Foro de Países Exportadores de Gas (FPEG) y la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), espacios donde han expresado la necesidad de defender y fortalecer el derecho internacional, el multilateralismo y el respeto a la libre determinación y soberanía de los pueblos.

YA PASARON POR AQUI. ¡¡QUE GOZADA!!

5 cargueros iranies, a pesar de las amenazas de EEUU, retan al imperio. Se echan al mar estas naves, con combustible para la REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA.
Ya están los barcos en aguas jurisdiccionales de Venezuela y se espera el atraque hoy viernes.

La unión antiimperialista de ambos paises es ya toda una victoria frente al pretendido hegemonismo norteamericano que tiene sancionados a ambos paises, a su antojo.

Este gesto valiente y decidido de Iran, cuyo Ministro de Asuntos Exteriores, advirtió ante la ONU, que si EEUU causaba algún contratiempo a sus buques, Iran respondería contundentemente.

Es un acto político y de intercambio comercial de alto calibre ya que evidencia la debilidad del imperio, su franca decadencia y frente a ello, una decidida capacidad de actuación de otros paises que con audacia y arrojo les hacen frente, colocando a Trump y su macabro equipo, en el disparadero de su derrumbe final. EEUU invadido por la pandemia, con una crisis mayor que la del 29, demostrando la naturaleza salvaje, inmoral y criminal de sus políticas, tanto con el propio pueblo americano como con la comunidad internacional, da coletazos de ahogado, ante la incapacidad total manifiesta, de apoderarse de Venezuela, pais que sería el que podría sacarlo de la ruina. Pero resulta que Venezuela tiene socios y amigos poderosos, como la Federación Rusa, la República popular China, la República islamica de Iran… como se está evidenciando. Y además cuenta con un pueblo decidido a no ser patio trasero de nadie y que se implica en su proceso de liberación. Ni el último intento de invasion, la operación Gedeón, aún en marcha, les ha dado resultado por mucho que la prepararan desde su sucio corral, Colombia. Venezuela sigue venciendo en el pulso que echa con el gobierno Trump. Una nueva dignidad despierta en América latina. Chavez no aró en suelo esteril.

Por aqui, frente a las Canarias, pasaron los cargueros con el combustible irani para Venezuela. Los busque en el horizonte atlantico insistentemente desde mi ventana, pero no me alcanzó la vista a ver el convoy; los imagine surcando el Océano, ¡¡maldito bloqueo!! Varios aviones de guerra sobrevolaban Gran Canaria en estos días, eran aviones de la OTAN, porque España es otra cuasi colombia en Europa. Tambien arrodillada ante los intereses yankees, con bases americanas y un seguidismo rastrero a los dictados del Pentágono. Por algo las cifras de muerte de coronavirus en este pais, son de las mayores del mundo. Aqui no ha venido ni un médico cubano, ¿por qué? No crean en esta fantasmada de gobierno de coalición, es el mismo neoliberalismo, maquillado y mal, por cuasi socialdemócratas que aún tienen la cara de decir que son comunistas. Pedro Sanchez, vuelve a engañar al que aún le cree, dice que se va a derogar toda la reforma laboral, de la que ellos tambien participaron en su funesta gestación, y en menos de 24 horas, ya rectifica, «matizando» que se estudiarán sólo «ciertos artículos». No soportó ni el primer calentón de la clase empresarial oligarquica española, ni las presiones de las transnacionales que saltaron de inmediato como garrapatas en defensa de sus intereses.

Vamos Venezuela, un empujón más. Les tocó luchar duro, pero lo están consiguiendo.

Ivan Duque es tan servil y bellaco, que ha enviado a venezolanos que retornan a su pais desde la Colombia yankee, infestados con el coronavirus. El colmo de la salvajada antihumanitaria. Había que romper con las fenomenales estadísticas de la pandemia del pais bolivariano.

Por poner un simple ejemplo, en estas pequeñas 7 islas Canarias, con 2 millones 200 mil habitantes, tenemos 153 fallecidos, frente a Venezuela, pais con 29 millones de habitantes que tiene 10 fallecidos. Saque sus propias conclusiones.

Sigue teniendo vigencia aquello de que no hay nada oculto bajo el sol y el sol venezolano es resplandeciente y cada día más independiente y soberano.
El mediocre y malvado de Pompeo está noche no duerme pensando en esos dichosos cargueros. Trump está ocupado preparando sus palos de golf para el fin de semana. Y echandose un vaso de lejía, al buche. Obama dejó una hoja de ruta para con Venezuela, que sólo ha dado derrotas a los norteamericanos. No olvide lector que fue él quien declaró a Venezuela pais enemigo y peligroso para la humanidad. El mundo al revés. Fidel fue el primero que lo advirtió: «no alberguen esperanzas en ese nuevo presidente, aunque sea negro. Hará la guerra igualmente y servirá a los intereses imperiales. Si no, no sería presidente». Aqui están las consecuencias.

Algunos tiemblan en esta noche pensando en la tensión que se vive en las aguas del Caribe entre los cargueros iranies y la flota estadounidense que se han acercado, a amedrentar. Pero no creo que la cosa pase de ahi. Mucho respeto imponen el submarino ruso, la flota de acompañamiento venezolana comandada por Padrino y los misiles apuntando hacia el Norte.
Iran está vengando, a su manera, el atroz asesinato por parte de los americanos del gran lider y querido militar, Soleimani.
Un nuevo mundo de relaciones bilaterales de cooperación y amistad, se abre paso entre las aguas tibias del Caribe, en esta noche de mayo en medio de una pandemia feroz que inaugura el año.
Los pueblos, tienen la palabra, ahora es el momento. Y después de la palabra viene el Poder.
Socialismo o barbarie.

Socialismo o muerte.

Micaela Sagaseta.
Secretaría DDHH. Consejo Nacional e Internacional de la Comunicación Popular, CONAICOP

El primer buque de Irán cargado de petróleo llegó a Venezuela

Venezuela dice que escoltará con fragatas como las de la foto a los buques petroleros que lleguen de Irán, a finales de mayo de 2020. La fotografía es un ejercicio naval de Venezuela en 2019.
Venezuela dice que escoltará con fragatas como las de la foto a los buques petroleros que lleguen de Irán, a finales de mayo de 2020. La fotografía es un ejercicio naval de Venezuela en 2019. Zurimar CAMPOS Venezuelan Presidency/AFP/File

Con una flotilla de cinco cargamentos de combustible, Irán abastecerá al país que, pese a tener grandes cantidades de crudo, sufre gran escasez local al no poder extraerlo. Los anuncios de la arribada de esta ayuda han generado reacciones tanto de Estados Unidos e Irán, como del Gobierno del presidente Nicolás Maduro. Y es que tanto la República Islámica como Venezuela están bajo sanciones estadounidenses.

A medida que los cinco buques iraníes cargados de petróleo llegan a Venezuela para proveer al país, suben los tonos de las intervenciones. La primera embarcación, llamada Fortune, ya ingresó la zona económica exclusiva de la nación, tras llegar a sus aguas sobre las 19.40 hora local y después de pasar las costas de Trinidad y Tobago, según datos de seguimiento de Refinitiv Eikon.

Horas antes de esto el presidente de Irán, Hasan Rohaní, advirtió que Estados Unidos puede tener problemas si sus navíos con crudo sufren algún percance en el mar Caribe al transportar un millón y medio de barriles para los venezolanos. “Esperamos que los estadounidenses no se equivoquen”, resaltó.

El mandatario aseguró, en una conversación telefónica con el emir de Catar, Tamim bin Hamad al Zani, según la web oficial de la Presidencia iraní, que no iniciará ningún conflicto, pero que si sus petroleros en el Caribe están «en problemas por los estadounidenses», ellos, de modo recíproco, «también tendrán problemas”.

Informe desde Teherán: Si EE. UU. detiene petroleros, Irán responderá en el Golfo

Estas advertencias tienen el mismo tono que usó hace una semana el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohamad Javad Zarif, en una carta que envió al secretario general de las Naciones Unidas. El funcionario puntualizó en la misiva que su país interpretaría cualquier acción de Estados Unidos en contra de los navíos como “una forma de piratería”, por la que harían responsable a la nación norteamericana de las “consecuencias de cualquier medida ilegal”.

Aunque oficialmente ni Venezuela ni Irán han dicho cuál será la fecha de llegada, se estima que el primero de lo barcos arribe al territorio marítimo venezolano entre este domingo 24 de mayo y el lunes 25.

Venezuela, cada vez con menos con petróleo

El Gobierno de Donald Trump ha aumentado las sanciones económicas contra las empresas y los políticos de Irán y Venezuela en los últimos años, una estrategia que, en el caso suramericano, ha tenido como objetivo presionar la salida del poder de Nicolás Maduro. La versión del líder chavista es que esto ha contribuido a la escasez de crudo que atraviesa actualmente su país.

Y es que, a pesar de tener una de las mayores reservas petroleras del mundo, las principales refinerías venezolanas no cuentan con los aditivos químicos, insumos ni repuestos necesarios para procesar petróleo. La pausa de las producción se refleja en las extensas filas de gente esperando en las estaciones de gasolina sin que puedan llenar sus vehículos de combustible desde finales de marzo.

Ante la escasez, los iraníes, aliados de Venezuela, pactaron con el gobierno de Maduro el envío de los buques petroleros para abastecer el país, lo cual también beneficia a Irán, dado que su ventas de crudo han caído a raíz de los vetos estadounidenses y del impacto de la pandemia del Covid-19. Sin embargo, el Consejo Nacional de Seguridad de Estados Unidos considera que la importación es un “acto de desesperación” por parte de la administración venezolana teniendo en cuenta que aquella “no detendrá la escasez crónica de combustible”, como lo indicó la cuenta oficial del organismo en Twitter.

Las tensiones entre Irán y Estados Unidos llegan al Caribe

Además de los recelos políticos, la llegada de las embarcaciones iraníes al mar Caribe de Venezuela despiertan preocupaciones militares de lado y lado. En Irán, creen que la presencia de los buques de guerra de la Marina estadounidense en la zona se debe a que están preparados para una “posible confrontación con petroleros iraníes”, como lo aseguró la agencia de noticias iraní Fars, posición que ha sido reforzada por las intervenciones del presidente y del ministro de Relaciones Exteriores de Irán.

El gobierno venezolano se sumó a las advertencias, con el presidente Maduro diciendo en una transmisión de la televisión estatal que están “listos para lo que sea y cuando sea”. Justo antes de eso, el ministro de Defensa venezolano, el general Vladimir Padrino López, puntualizó que los petroleros iraníes serán escoltados por aviones y buques de la Fuerza Armada en cuanto entren al territorio marítimo de Venezuela; mientras que el embajador de Venezuela ante la ONU, Samuel Moncada, sostuvo ante el Consejo de Seguridad que cualquier intento de EE. UU. de detener a los petroleros sería “un crimen contra la humanidad”.

Pero la versión de Estados Unidos es otra. La presencia de sus embarcaciones militares en el Caribe está relacionada con el despliegue que ordenó Trump argumentando una vigilancia contra el narcotráfico, operación que comenzó en abril, desde antes de que se conociera públicamente la ayuda de Irán a Venezuela.

Además, el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, rechazó de nuevo la posible presencia de la aerolínea iraní Mahan Air en Venezuela, de la que se ha dicho que ha transportado material y personal para reactivar algunas de las refinerías más importantes de la nación latinoamericana.

Desde hace cerca de dos meses, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo que esos vuelos debían parar tras su “apoyo al régimen de Maduro” y esta semana insistió en que es “preocupante” que la aerolínea “aparentemente” esté llevando oro de Venezuela a Irán.

Esta es la denuncia que ha hecho el líder de la oposición venezolana Juan Guaidó. Su versión es que Venezuela paga por el petróleo iraní con oro extraído ilegalmente, a lo que añade las preocupaciones de Estados Unidos. “Estamos haciendo monitoreo constante a estos buques y a los 17 vuelos que ha tenido Mahan Air, una aerolínea (iraní) sancionada por transportar armas, al aeropuerto de Las Piedras, donde queda una de las principales refinerías de Venezuela”, agregó Guaidó en una videoconferencia organizada por Diálogo Interamericano, un centro de reflexión con sede en Washington.