MIAMI.- El alcalde del condado de Miami-Dade, Carlos A. Giménez, ordenó un toque de queda en todo el condado a partir de las 10 de la noche de este sábado 30 de mayo de 2020 hasta las 6 de la mañana del domingo.

El alcalde hizo el anunció a través de su cuenta en Twitter. «He ordenado un toque de queda para todo el Condado Miami-Dade comenzando a las 10 p.m. esta noche, sábado, 30 de mayo», escribió.

Mientras la ciudad de Miami también ha decretado toque de queda a partir de las 10 pm a las 6 am de este sábado. Pero el domingo el horario del toque de queda será más temprano, desde las 8 pm a 6 am del día lunes 1 de junio.

«Cualquier persona que viole la ordenanza está sujeta a arresto».

La tarde del sábado cientos de miamenses se unieron a las protestas que tienen lugar en varias ciudades del país, para condenar la muerte de George Floyd, un hombre afroamericano que murió en Minneapolis tras ser presionado en el cuello por la rodilla de un policía de la localidad de Minnesota, el pasado lunes.

De esta manera, cientos de personas, mayormente jóvenes de diversas etnias, recorrieron calles del centro de Miami, inclusive paralizaron el tráfico en Biscayne Boulevard, portando letreros y coreando “No puedo respirar”, que es lo que se escucha decir a Floyd mientras era presionado en el suelo por el agente Derek Chauvin en Minneapolis.

“Ya es demasiado. Cada mes muere un afroamericano, un hispano o cualquiera de manos de algún policía y esto no puede seguir sucediendo”, declaró a DIARIO LAS AMÉRICAS un joven, de nombre Francisco, mientras se dirigía a la calle Flagler en el centro de Miami.

De hecho, un grupo similar transitó por la carretera interestatal I-95, rumbo sur, a lo largo del centro de Miami, y también logró paralizar el tráfico, mientras decenas de conductores de vehículos esperaban pacientemente para avanzar.

En Coral Gables también se notó la presencia de un centenar de personas en la intersección de Le Jeune Road y Miracle Mile, mientras en el condado Broward, al norte de Miami, un grupo de manifestantes acudía al estacionamiento de Lauderhill Performing Arts Center.

Tanto la Policía condal de Miami-Dade como las municipales de Miami y Coral Gables apostaron por “estar atentas” ante cualquier “eventualidad”.

En el centro de Miami, la Policía municipal tomaba distancia de los manifestantes pero se mantenían atentos. No intervinieron para evitar el corte del tráfico vehicular.

A lo largo de Coral Way se escuchaban sirenas de patrulleros que transitaban por la popular arteria urbana en ambas direcciones.

En efecto, el jefe de la Policía de Coral Gables, Edward Hudak, dijo más: «Para garantizar la seguridad de todos los ciudadanos que estén presentes, cualquier violencia o intento de perturbar o causar daños a cualquier propiedad circundante durante la manifestación se abordará de inmediato y las personas serán dispersadas por nuestras agencias locales, estatales y federales asociadas».

Por otra parte, asociaciones comunitarias, como ICNA Cuncil for Social Justice South Florida, convocan a otra manifestación a través de las redes sociales, para el domingo 31, a las 2 pm, en el centro de Miami, frente a la Artorcha de la Libertad, para protestar la muerte de Floyd.

Los organizadores de la protesta piden a los manifestantes «no hacer empleo de violencia”, además de “usar mascarillas y guantes», acorde a las medidas sanitarias por la pandemia de coronavirus, aunque, a diferencia de las manifestaciones ocurrentes en países europeos, la llamada “distancia física de seis pies” entre personas aquí no se cumple.

El agente policíaco Chauvin, de 44 años, es ahora acusado de asesinato en tercer grado y homicidio involuntario, dijo Mike Freeman. Entretanto, las autoridades de Mianneapolis continúan investigando a los otros tres oficiales que estuvieron presentes en el lugar de los hechos.