Image for post
Datos sobre el libro (en inglés) (1)

Trump: lo que se escribe sobre el POTUS
Por Orestes Martí.
Hay material suficiente para prácticamente unos cuantos libros de los que sobre el POTUS (President of the United States) ya se han escrito; por lo general -que sepamos- ninguno muy favorable al mandatario norteamericano.
Ya en oportunidades anteriores nos hemos referido al que otro miembro del Equipo HDLGP (Históricos de la Geopolítica) John Bolton recientemente publicara (2) ; anteriormente Michael Wolff, un periodista de 64 años, fue el escritor del libro “Fuego y furia: dentro de Casa Blanca de Trump” (3), quien tuvo un acercamiento a la Casa Blanca de la mano del antiguo estratega jefe Steve Bannon, y recogió durante 18 meses, unos 200 testimonios de personas próximas al presidente Trump.
Ahora, veamos un par de ejemplos de lo escrito sobre el nuevo libro de Mary Trump, sobrina del POTUS.

Image for post

Donald Trump no es el verdadero villano del de Mary Trump.

Trump no es el villano del libro de Mary Trump
Almayadeen
Fuente: NZHerald.com
Donald Trump no es el verdadero villano en el explosivo libro “Demasiado y nunca es suficiente: cómo mi familia creó al hombre más peligroso del mundo”, escrito por su sobrina Mary Trump.
No lo malinterpreten, apunta NZHerald.com, el libro no simpatiza remotamente con Trump; la autora deja claro que lo detesta y en sus últimos capítulos refleja un repudio directo y sostenido de casi todo lo que representa.
Ella describe a Trump como un pequeño hombre patético e insignificante, ignorante, incapaz, profundo y perdido en su propio giro delirante.
Como psicóloga clínica, doctorada en Estudios Psicológicos Avanzados, Mary Trump tampoco parece tener ningún reparo en analizar la personalidad de su tío con detalles a veces brutales.
Pero en última instancia, todas las vergonzosas anécdotas y revelaciones explosivas detrás de escena pintan una imagen de Donald Trump como víctima: de su infancia, su familia disfuncional y, sobre todo, su padre dominante, Fred Trump.
“En cierto modo, no se puede culpar a Donald”, escribe Mary Trump.
Esa línea, enterrada inocentemente en la página 137, se refiere específicamente a las imprudencias de Donald Trump cuando era un hombre de negocios en Nueva York y que podría aplicarse a todo el libro.
Fred Trump fue un desarrollador inmobiliario muy exitoso y, según Mary Trump, fue un terrible fracaso como padre.
Ella argumenta que su abuelo arruinó el desarrollo de Donald de varias maneras diferentes, la primera de las cuales fue por puro abandono.
Cuando Donald y su hermano menor Robert eran niños pequeños, su madre (también llamada Mary) comenzó a sufrir graves problemas de salud, lo que esencialmente dejó a Fred como el único cuidador de la familia y estaba mal adaptado para la tarea.
“Al participar en comportamientos diseñados biológicamente para provocar respuestas relajantes y reconfortantes de sus padres, los niños pequeños provocaron la ira o la indiferencia de su padre cuando eran más vulnerables”, escribe Mary Trump.
Para Donald y Robert, ‘necesidad’, dice la escritora, equivalían a humillación, desesperación y desesperanza.
“Donald sufrió privaciones que lo marcarían de por vida”.
Ese estilo retorcido de crianza habría causado suficiente daño por sí solo, pero aún peor, Donald pasó sus años formativos presenciando el trato abusivo de Fred hacia su hermano mayor, Freddy Trump, el padre de la autora.
Como hijo mayor de Fred, Freddy creció con la expectativa de que seguiría a su padre en el negocio inmobiliario y que se haría cargo del imperio familiar. El problema era que nunca quiso ese futuro para sí mismo.
Esa falta de ambición, combinada con la personalidad relativamente amable de Freddy, provocó una reacción tóxica de Fred.
“Las creencias fundamentales de Fred sobre cómo funcionaba el mundo de que solo puede haber un ganador y todos los demás perdedores y de que la amabilidad es una debilidad, eran claras”, dice Mary Trump.
Fred quería que sus hijos fueran “duros a toda costa”. Creía que disculparse era un signo de debilidad. Cuando Freddy no se ajustó a esa visión del mundo, Fred respondió menospreciándolo.
“El abuso puede ser silencioso e insidioso a menudo efectivo e incluso más que la fuerza y la violencia.
Hasta donde sé, mi abuelo no era un hombre físicamente violento o irascible”, acotó la escritora.
No tenía que serlo; esperaba obtener lo que quería y casi siempre lo hizo. No fue su incapacidad para arreglar a su hijo lo que lo enfureció, fue el hecho de que Freddy simplemente no era lo que él quería que fuera”.
“Fred desmanteló a su hijo mayor al devaluar y degradar todos los aspectos de su personalidad y sus habilidades naturales y el resultado fue la auto-recriminación y la desesperada necesidad de complacer a un hombre que no lo despreciaba”.
Cuando Freddy intentó brevemente perseguir su pasión de toda la vida, ser piloto de una aerolínea comercial, Fred lo vio como una “traición”. Bombardeó a su hijo con mensajes abusivos y lo ridiculizó al calificarlo de “conductor de autobuses en el cielo”.
Freddy murió a la edad de 42 años después de luchar durante años con el alcoholismo y con el desprecio de su padre.
Donald fue testigo de todo esto, primero cuando era niño y luego como el nuevo protegido de bienes raíces, una vez que Fred decidió que su mayor era una causa perdida.
En palabras de Mary Trump, Donald tuvo “mucho tiempo para aprender viendo a Fred humillar” a su hermano mayor.
“La única razón por la que Donald escapó del mismo destino es porque su personalidad sirvió al propósito de su padre. Eso es lo que hacen los sociópatas: cooptan a los demás y los usan para sus propios fines, de manera despiadada y eficiente, sin tolerancia al disenso o la resistencia”, dijo. dice.
“Fred también destruyó a Donald, pero no apagándolo como lo hizo con Freddy; en cambio, cortocircuitó la capacidad de Donald para desarrollar y experimentar todo el espectro de las emociones humanas.
“Al limitar el acceso de Donald a sus propios sentimientos y hacer que muchos de ellos sean inaceptables, Fred pervirtió la percepción del mundo de su hijo y dañó su capacidad de vivir en él”.
Donald no era para nada como Freddy. Estaba confiado; sin complejos y algunos dirían que era cruel, el tipo de “asesino” que Fred quería.
Mary Trump pasa en su obra bastante tiempo explicando cómo Fred permitió y alentó los hábitos menos edificantes de Donald, como su incansable autopromoción, su tendencia a mentir y embellecer, y su prolífico gasto en empresas equivocadas.
Un ejemplo lo ilustra el episodio de uno de los casinos de Donald’s Atlantic City que estaba sufriendo una hemorragia de dinero y los bancos se negaban a préstamos. Fred despachó a su chofer con tres millones de dólares en efectivo para comprar fichas.
No importa cuán mal se haya equivocado, Donald nunca enfrentó ninguna consecuencia real, una tendencia que continuó en 2016, cuando ningún error o escándalo podría descarrilar su campaña presidencial.
“Cuanto más dinero le arrojó mi abuelo a Donald, más confianza tuvo Donald, lo que lo llevó a perseguir proyectos más grandes y riesgosos, y también a mayores fracasos, lo que obligó a Fred a intervenir con más ayuda”, escribe Mary Trump.
“Al continuar habilitando a Donald, mi abuelo lo empeoró: más necesitado para la atención de los medios y dinero gratis, más engreído y delirante sobre su ‘grandeza’”.
La influencia maligna de Fred en sus hijos es el único hilo constante y recurrente en todo el libro. Lo une todo.
El patriarca de los Trump murió en 1999 y, sin embargo, en la descripción que hace Mary Trump de la familia, su presencia es mucho mayor que la de Donald. El presidente de los Estados Unidos es retratado como una figura triste; otra víctima del verdadero villano de la familia.
Llama la atención una cita que Fred usó, una y otra vez, para minimizar las preocupaciones sobre la mala salud de su esposa.
“Todo está bien. ¿Verdad, Toots?” él decía cada vez que surgía el tema.
Mary Trump describe esta actitud como “positividad tóxica”. Fred también lo usó para ignorar la fatal adicción de Freddy al alcohol y el gasto imprudente de Donald.
Reconocer cualquiera de esos problemas habría arriesgado una admisión de debilidad, por lo que Fred fingió que todo estaba bien.
Donald Trump parece haber aprendido esa actitud de su padre. Es el mismo que ha expresado, para frustración de los expertos, durante la pandemia de coronavirus.
“Lo tenemos totalmente bajo control. Es algo que viene de China, y lo tenemos bajo control. Va a estar bien”, dijo el mandatario al referirse a la Covid-19.
No hay de qué preocuparse, amigos, según Trump.
“El país ahora sufre de la misma positividad tóxica que mi abuelo desplegó específicamente para ahogar a su esposa enferma, atormentar a su hijo moribundo y dañar el pasado curando el alma de su hijo favorito”, escribe Mary Trump al final del libro.
“Cada vez que escuchas a Donald hablar sobre cómo algo es lo mejor, lo mejor, lo más grande, lo más tremendo (la implicación es que él lo hizo así), debes recordar que el hombre que habla sigue siendo, de manera esencial, el mismo niño que está preocupado de que él, como su hermano mayor, sea inadecuado y que él también sea destruido por su insuficiencia.
“A un nivel muy profundo, su jactancia y su falsa bravuconería no están dirigidas a la audiencia frente a él, sino a la audiencia de uno: su padre muerto hace mucho tiempo”.
Fred Trump lleva muerto dos décadas. El libro de Mary Trump es la historia de cómo vive su influencia.

Image for post

GETTY IMAGES: El padre del presidente Donald Trump, Fred Trump, sale a relucir en varios de los capítulos familiares que cuenta Mary Trump.

Mary Trump: 5 impactantes pasajes del revelador libro de la sobrina del presidente de EE.UU.
Redacción BBC News Mundo

8 julio 2020
Un “narcisista” que ahora amenaza la vida de todos los estadounidenses.
Así es como Mary Trump retrata a su tío, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en su libro de memorias cuyos extractos han sido publicados en medios de ese país.
Bajo el título Too Much and Never Enough: How My Family Created the World’s Most Dangerous Man (en español: “Demasiado y nunca suficiente: cómo mi familia creó al hombre más peligroso del mundo”) describe al mandatario como un fraude y un intimidador.
Mary Trump había evitado ser el centro de atención desde que su tío se convirtió en presidente, aunque ha sido crítica con él en el pasado.
Después de que ganó las elecciones en 2016, describió la experiencia de forma inequívoca: “La peor noche de mi vida”, según The Washington Post.

1. “Más allá del narcisismo”
Mary Trump, psicóloga de 55 años, escribe que para su tío “nada es suficiente” y que exhibe todas las características de un narcisista.
“Esto va mucho más allá del narcisista del jardín de infancia”, escribe su sobrina.
“Donald no es simplemente débil, su ego es algo frágil y debe ser reforzado en todo momento porque sabe en el fondo que no es nada de lo que dice ser”, señala.
Para ella, su tío fue influenciado por ver a su abuelo, Fred Trump, intimidar a su padre Fred Trump Jr., quien murió a causa de una enfermedad relacionada con el alcoholismo cuando ella tenía 16 años.

Image for post

CAMPAÑA TRUMP: Los Trump, de izquierda a derecha: Robert, Elizabeth, Fred, Donald y Maryanne.

Su abuelo fue extremadamente duro con su hijo mayor, a quien quería poner al frente del negocio inmobiliario de la familia.
Pero cuando el padre de Mary Trump se alejó de la empresa, el abuelo Trump no tuvo más remedio que recurrir a su segundo hijo, Donald.
No fue una decisión que lo dejara feliz, deja entrever en el libro: “Cuando las cosas se pusieron mal, a fines de la década de 1980, Fred ya no podía separarse de la brutal ineptitud de su hijo; el padre no tuvo más remedio que seguir el compromiso”, escribe Mary Trump.
“Su monstruo había sido liberado”, añade.

Image for post

EPA: El libro de Mary Trump saldrá a la venta el 14 de julio, pero la familia Trump ha presentado demandas para impedirlo.

La Casa Blanca rechazó las afirmaciones sobre el padre del presidente, además de que cita al mandatario describiendo la relación que tuvo con su padre como “cálida” y que “fue muy bueno con él”.

2. “Tenía que derribar a Donald”
Mary Trump también cuenta cómo proporcionó documentos fiscales al diario The New York Times, que los utilizó para publicar un extenso artículo sobre los “dudosos esquemas de impuestos de Trump durante la década de 1990, incluidos casos de absoluto fraude, que aumentaron enormemente la fortuna recibió de sus padres”.
La autora dice que los periodistas se acercaron a ella en 2017 y que inicialmente se mostró reacia a ayudar.
Esperó un mes, observando cómo “Donald destruía las normas, ponía en peligro las alianzas y pisoteaba a los vulnerables”, antes de decidirse a contactar a un periodista del diario neoyorquino.

Image for post

GETTY IMAGES: Kellyanne Conway, una asesora del presidente Trump, ha rechazado las afirmaciones del libro de Mary Trump.

Después de sacar 19 cajas de documentos legales del bufete de abogados donde se guardaban, las entregó en lo que describió como el momento “más feliz que había sentido en meses”.
“No fue suficiente para mí ser voluntaria en una organización que ayuda a los refugiados sirios”, escribe. “Tenía que derribar a Donald”.

3. La trampa de la universidad
La mujer también afirma que su tío le pagó a un amigo para que le hiciera el SAT, un examen estandarizado con que se evalúa a los aspirantes a acceder a la universidad en EE.UU.,
Lo hizo porque estaba “preocupado”. “Temía que su promedio de calificaciones, que lo colocaba lejos de la cima de su clase, arruinaría su esfuerzos para ser aceptado”.
Contrató a “un niño inteligente con reputación de ser bueno en los exámenes, para hacer sus SAT por él”, escribe.
“Donald, que nunca careció de fondos, pagó bien a su amigo”, añade.

Image for post

Trump asistió a la Universidad de Fordham en la ciudad de Nueva York, pero luego se cambió a la Escuela de Negocios Wharton de la Universidad de Pennsylvania.
La Casa Blanca negó que el presidente hiciera trampa en el examen de ingreso a la universidad.

4. Como “destruyeron” a su padre
En otro apartado, Mary Trump culpa al patriarca de la familia Trump, Fred Trump, de ser en parte responsable de la disfunción de la familia.
Señala al magnate inmobiliario de Nueva York como el hombre que “destruyó” a Donald Trump al interferir en su “capacidad para desarrollar y experimentar todo el espectro de las emociones humanas”.
“Al limitar el acceso de Donald a sus propios sentimientos y hacer que muchos de ellos sean inaceptables, Fred pervirtió la percepción del mundo de su hijo y dañó su capacidad de vivir en él”, escribe.
“La suavidad era impensable” para Fred Trump, señala Mary Trump, y explica que su abuelo se enfurecía cada vez que su padre, conocido como Freddy, se disculpaba por cualquier error.
“Fred quería que su hijo mayor fuera un ‘asesino’”.

Image for post

GETTY IMAGES: Fred Trump falleció en 1999 a la edad de 93 años.

Donald Trump, que es siete años menor que su difunto hermano, “tuvo mucho tiempo para aprender de ver a Fred humillar” a su hijo mayor, escribe Mary Trump.
“La lección que aprendió, en su forma más básica, fue que estaba mal ser como Freddy: Fred no respetaba a su hijo mayor, por lo que Donald tampoco lo haría”.

5. Un problema con las mujeres
Mary Trump cuenta que una vez su tío le pidió que escribiera un libro anónimo sobre él, llamado The Art of the Comeback (en español “El arte del contraataque”).
Le proveyó de “un ofendido compendio de mujeres con las que esperaba salir pero que, después de rechazarle, se convirtieron de repente en las personas más detestables, feas y gordas que había conocido nunca”.
Más tarde hizo que alguien más la despidiera y nunca le pagó por su trabajo, sostiene.

Image for post

AFP: Donald Trump ha sido criticado por la forma en que se refiere hacia las mujeres.

También señala que su tío hizo comentarios inapropiados sobre su cuerpo cuando tenía 29 años, a pesar de que es su sobrina y que estaba casado con su segunda esposa, Marla Maples.
Además, señala que le dijo a su esposa actual, Melania, que su sobrina había abandonado la universidad y había consumido drogas cuando la contrató para hacer el libro.
Si bien la autora reconoce que dejó la universidad, dice que nunca se drogó y que cree que su tío inventó eso para presentarse como su “salvador”.

Image for post

Derechos de autor de la imagen GETTY IMAGES: Fred Jr. (izquierda) en 1966.

NOTAS:

(1) UN ATRADUCCIÓN DE LA “SINOPSIS” EN INGLÉS:
El libro toma la forma de una biografía cronológica; Si bien Donald Trump es el punto focal declarado del libro, se dedica un volumen significativo a varias personas de la familia Trump para arrojar luz sobre su dinámica y sus negocios financieros relacionados. Basándose en sus habilidades como psicóloga clínica, la autora intenta proporcionar el funcionamiento familiar interno como un fondo sobre el cual analizar a Donald, pero ha evitado el diagnóstico directo.

En la primera parte: The Cruelty is the Point, el autor describe el personaje de Fred Trump Sr. , el patriarca mayor de la familia, e intenta dilucidar cómo su tratamiento de sus hijos tiene un impacto duradero en su familia. Con base en historias recopiladas de miembros de la familia, Mary diagnostica a Fred Sr. como un sociópata de alto funcionamiento que buscaba usar a los que lo rodeaban para su beneficio. Donald, mientras observaba a su hermano Fred Jr. siendo derribado por su déficit percibido, adoptaría su naturaleza para evitar mostrar tristeza, debilidad o amabilidad hacia los demás. Mary afirma que la influencia de Fred asegura que Donald tendría acceso limitado a su gama de emociones. Su madre Mary es descrita como discapacitada física y mentalmente durante los años formativos de los niños como resultado de una enfermedad. Más adelante en su vida, ella le revelaría a Mary que se sintió aliviada cuando Donald fue enviado a la escuela militar, ya que él se había vuelto beligerante y desobediente hacia ella.

En la segunda parte: El lado equivocado de las pistas , el autor narra los primeros años de la carrera de Donald Trump. Ella observa que, dado que Fred nunca alcanzó la fama que él considera merecedor de su perspicacia para los negocios, estaba feliz de permitir que su hijo interpretara la imagen pública mientras se ocupa del trabajo real al apoyarse fuertemente en conexiones políticas y de otro tipo. Mientras tanto, Fred Jr. ve que después de ser acusado injustamente por el colapso de grandes proyectos de vivienda, su hermano Donald lo deja de lado y, por lo tanto, decide abandonar el negocio familiar para seguir una carrera como piloto comercial. La constante denigración de la familia de su profesión elegida contribuyó a sus luchas con el alcoholismo y otros problemas, lo que llevó a su carrera piloto y al matrimonio a romperse. Finalmente murió debido a un ataque al corazón en un hospital alejado de la familia, mientras sus padres esperaban en casa y su hermano Donald estaba en una sala de cine.

En la Parte Tres: Humo y espejos , el autor detalla cómo, a medida que la influencia de Fred Sr. disminuyó, Donald Trump lucha por operar su negocio sin el conocimiento y las conexiones que su padre le brinda. Mary describe a Donald como un hombre de negocios inepto que fue capaz de mantener las apariencias solo debido a la falta de voluntad de sus asociados para derribar la fachada, ya que ven su fama y notoriedad como un activo. En un momento, Donald tiene que negociar con sus acreedores por una asignación mensual de $ 450,000. Mary también se enfoca en cómo la familia se volvió contra ella después de la muerte de Fred Sr., eligiendo cortar el seguro de salud de su hermano y ella, lo que resulta en condiciones precarias para el hijo de su hermano. Mary decide llegar a un acuerdo al permitir que el resto de la familia compre su sociedad de una corporación familiar en lo que ella considera una subvaluación significativa. Eventualmente aprendió el verdadero valor de la riqueza de su familia al actuar como una fuente anónima en la investigación del New York Times ganadora del Pulitzer .

En la Parte Cuatro: La peor inversión jamás realizada , la autora brinda su opinión durante el período en que Donald Trump montó una exitosa campaña para la presidencia de los Estados Unidos. Mary recurre nuevamente a su formación en psicología para afirmar que su abuelo Fred Sr. es el comienzo de una línea directa a más actores de poder, lo que permite que los peores instintos de Donald satisfagan sus necesidades respectivas. Ella afirma que, debido a que la capacidad psicológica de Trump se detuvo forzosamente de desarrollarse por completo desde su corta edad, él sigue siendo extremadamente susceptible a la manipulación por parte de actores locales y extranjeros más poderosos.

Image for post

(2) Contenido. En el libro, Bolton escribe que:
Estados Unidos
Trump ha tenido un patrón de intervención contra las fuerzas del orden público de Estados Unidos,​ y que el abogado de la Casa Blanca Pat Cipollone “estaba claramente sorprendido por el enfoque de Trump con respecto a la aplicación de la ley, o la falta de ella”.
China
Trump le pidió al líder chino Xi Jinping que lo ayudara a ganar la reelección, ofreciendo reducir los aranceles estadounidenses a cambio de “algunos aumentos en las compras de productos agrícolas chinos, para ayudar con el voto crucial del estado agrícola”. Trump expresó su aprobación para la construcción del gobierno chino de campos de concentración para la población musulmana uigur. Trump se negó a criticar públicamente las violaciones de los derechos humanos en China y se negó a emitir una declaración que marcara la masacre de la Plaza Tiananmen de 1989, diciendo “eso fue hace 15 años” (en realidad fue hace 30 años). Trump no quería involucrarse en las protestas de Hong Kong de 2019–2020, a pesar de que los demócratas y republicanos del Congreso se involucraron.
Corea
Durante la cumbre de Trump de 2018 en Singapur con Kim Jong-un, el secretario de Estado Mike Pompeo le pasó a Bolton una nota caracterizando a Trump como “tan lleno de mierda” y también caracterizó la diplomacia de Trump con Corea del Norte como “cero probabilidad de éxito”. Así mismo, la Cumbre de Singapur entre Corea del Norte y Estados Unidos de 2018 fue “la creación de Corea del Sur, relacionada más con su agenda de ‘unificación’ que con una estrategia seria por parte de Kim o la nuestra”.
Europa
Trump no sabía si Finlandia es o no parte de Rusia.​ Así mismo, Trump no sabía que el Reino Unido es una potencia nuclear. Bolton confirmó la acusación central de la acusación de Trump de que retuvo ayuda a Ucrania a cambio de una investigación sobre Joe Biden y su hijo Hunter.
Medio Oriente
Trump le dijo al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, que él (Trump) “se encargaría” de la investigación de Geoffrey Berman contra el banco estatal turco Halkbank acusado de fraude bancario y lavado de hasta USD 20 mil millones en nombre de entidades iraníes. Trump defendió al príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, después del asesinato de Jamal Khashoggi para distraerse del escándalo de correo electrónico de Ivanka Trump. Trump le dio luz verde al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, para atacar a Irán. En 2019, Netanyahu, Bolton y el Secretario de Estado Mike Pompeo sabotearon con éxito los intentos de Trump de abrir canales diplomáticos con Irán.
Venezuela
Bolton deja evidente la política confusa y vacilante de Washington hacia el gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro, criticando a Trump por actuar de manera tan errática en las políticas sobre Venezuela. Al final, según sugiere Bolton, la estrategia de Trump solo se basaba en su agenda personal y reelección. Bolton trató de persuadir a Trump de respaldar a Juan Guaidó en cuanto se declarara presidente, pero el mandatario tenía dudas sobre Guaidó, a quien consideró como un “niño” frente al “rudo” Nicolás Maduro. Así mismo, Trump tenía dudas de que Maduro cayera, diciendo que era ‘demasiado listo y demasiado duro’. ​ Según Bolton, Trump también sugirió que Venezuela formaba parte de Estados Unidos. ​

Image for post

(3)
Fuego y furia: dentro de Casa Blanca de Trump
Michael Wolff
Contenido. Michael Wolff dijo que realizó más de 200 entrevistas con Donald Trump y el personal de la Casa Blanca durante su redacción del libro.​
Wolff eligió el título después de escuchar a Trump referirse a «fire and fury» («fuego y furia») cuando discutía el conflicto con Corea del Norte (en).​ Según el libro, nadie en el equipo de campaña presidencial esperaba ganar las elecciones presidenciales de 2016,​ incluyendo a Donald Trump (quien supuestamente no quería ganar) y su esposa. Donald Trump Jr. dijo que su padre «parecía como si hubiera visto un fantasma» cuando se dio cuenta de que había ganado y Melania Trump estaba «llorando, y no de alegría».​ Muchas de las citas más controvertidas del libro provienen de Steve Bannon, el director ejecutivo de la campaña de Trump en los últimos meses y estratega jefe de la Casa Blanca de enero a agosto de 2017. Bannon se refirió a la reunión durante la campaña presidencial de Donald Trump Jr. y Jared Kushner con funcionarios rusos como una de «traidores» y «antipatrióticos», describió a Ivanka Trump como «tonta como un ladrillo»,​ y al referirse a la investigación del fiscal especial dirigida por Robert Mueller dijo que «van a quebrar a Don Junior como a un huevo en la televisión nacional».​ Bannon también dijo que la investigación de Mueller probablemente descubriría lavado de dinero que involucra a Kushner con los préstamos recibidos por su negocio familiar de parte de Deutsche Bank.​ Otra cita de Bannon fue que el abogado Marc Kasowitz (en) había sacado a Trump «de todo tipo de atascos […] en la campaña: ¿Qué teníamos, cien mujeres? Kasowitz se hizo cargo de todas». Wolff dice que el propio Trump se caracterizó por una «gran ignorancia».​ Por ejemplo, un asesor de campaña, Sam Nunberg, supuestamente intentó explicar la Constitución de los Estados Unidos a Trump, pero no pudo superar la Cuarta Enmienda.​ Wolff también afirma que Kushner e Ivanka Trump discutieron que Ivanka se postule en una futura campaña presidencial.​

RELACIONADO: