«Me iré del gran Centro Médico Walter Reed hoy a las 6.30 PM. Sintiéndome muy bien! No le tengan miedo al Covid 19. No dejen que le domine su vida. Nosotros hemos desarrollado, bajo la administración Trump, algunas grandes drogas y conocimientos. Me siento mejor que como me sentía hace 20 años».
«La temporada de la influenza está llegando! Muchas personas cada año, algunas veces más de 100 mil, a pesar de la vacuna, mueren debido a la influenza. ¿Vamos a cerrar nuestro país? No, nosotros tenemos que aprender a vivir con él, igual que estamos aprendiendo a vivir con el Covid, en algunas poblaciones mucho menos mortal!!!»
Lo primero lo escribió Donald Trump antes de salir del hospital, lo segundo estando ya de vuelta en La Casa Blanca.
Ese segundo tweet llevó a la compañía a tener que poner lo siguiente: «Este tweet viola las reglas de twitter acerca de regar informaciones erróneas y potencialmente dañinas relacionadas al Covid 19. Twitter ha determinado que puede ser de interés público dejar accesible el tweet».
El primero es una ofensa, una bofetada a los más de 32 millones de contagiados en el planeta y a los familiares de los más de un millón de fallecidos en el mundo entero, incluyendo a los más de 7.5 millones de norteamericanos que se han contagiado y los familiares de los más de 210 mil fallecidos.
El segundo es una soberana mentira, ya que no se sabe con exactitud el número de personas que fallecen por motivo de enfermedades derivadas de la influenza. El CDC de los Estados Unidos calcula que entre unos 25 a 35 mil personas mueren cada año, pero eso no es más que un cálculo.
Por supuesto que estas cifras están muy lejos del número inventado por Trump en su segundo Tweet, pero aún más lejanas que el número de fallecidos por el Covid que desde hace 7 meses ha estado matando a más de 30 mil personas mensuales en este país.
Al tratar de comparar el daño de la influenza, con el daño que hasta ahora ha hecho el Covid, no solamente es de una ignorancia total y absoluta, sino que es una soberana maldad del Presidente que por motivos políticos ha estado minimizando el gran peligro por el que hemos atravesado y que seguimos atravesando. Maldad es la palabra y malvado el que utilice el sufrimiento de sus coterráneos para beneficio propio…