#Castigar a Donald Trump con un voto negativo

 

El cierre   total del envío   de remesas familiares a Cuba decretada por el gobierno republicano del presidente Donald Trump con el solo propósito de complacer a la extrema derecha cubana de Miami y así ganarse sus votos con vista a los comicios presidenciales del próximo tres de noviembre, constituye el golpe más bajo odioso y criminal que se haya desatado contra la familia cubana en los últimos tiempos. Y toda esta miserable y mezquina maniobra politiquera ha sido perpetrada  en medio de una mortal pandemia mundial que aún aísla más a la familia  cubana .

El ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, condenó en Twitter las nuevas medidas, dijo que tal  decisión  «reafirma que no existen límites para un Gobierno criminal en la imposición de políticas que limiten los contactos, la comunicación y la ayuda mutua entre las familias de ambos países».

La respuesta contundente de los cubanoamericanos residentes en el Estado de La Florida que tengan derecho a votar en estas elecciones ha de ser solo una: Castigar a Donald Trump con un v toto negativo. Una rotunda bofetada en el rostro de quienes cegados por el odio y el revanchismo le clavan una daga traicionera en el corazón de la familia cubana.

Un voto contra Donald Trump es un beso de amor al estoico pueblo cubano que tanto sufre por el bloqueo criminal de Estados Unidos por más de sesenta años.