¿Tendrán que llegar los demócratas a un acuerdo con Trump para que conceda su derrota o lo dejaran mudo hasta que se cabe el último capítulo?
Hoy es sábado y por lo tanto, hace una semana que los medios de prensa norteamericanos, de acuerdo con las cifras de votantes que se habían contado y las que faltaban por contar, dieron como vencedor de las elecciones presidenciales de los Estados Unidos al demócrata Joe Biden. Los medios proclamaban a Biden ganador después de llegar a la conclusión de que este había sido el triunfador en las elecciones de Pennsylvania. Poco después lo dieron vencedor en Nevada, hace dos días en Arizona, hasta que ayer lo dieron ganador en Georgia. Como resultado de todos estos triunfos, el candidato del Partido Demócrata acumula 306 votos electorales, mientras que el Presidente llegó a la cifra de 232. Como dice la canción que hizo famosa el panameño Rubén Blades, «La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida…» Y es así. Hace 4 años, Mr. Donald Trump, más conocido como Pinocho, le ganó a Hillary Clinton con la misma cantidad de votos del Colegio Electoral. De acuerdo con el anti democrático sistema electoral de los Estados Unidos, Mr. Trump llegó a logar la victoria. El comportamiento de los demócratas fue absolutamente normal, Trump había ganado según lo establecido y por lo tanto, había que reconocerlo como Presidente Electo.
En aquel momento, la Sra. Clinton, a pesar de haber obtenido más de dos millones de votos populares que Mr. Trump, le concedió la victoria y lo felicitó por su triunfo y el Presidente Barack Obama lo invitó a La Casa Blanca para congratularlo por su victoria en las urnas. Ahora hay una gran diferencia. En esta ocasión, el Sr. Presidente, a pesar del triunfo irreversible de su contrario, no es capaz de por lo menos reconocer su derrota, a pesar de que más de 5 millones de norteamericanos votaron en su contra y que según los resultados de la elecciones estas perdió por un tremendo margen, como ellos mismo lo calificaron en las elecciones del 2016.
En los años 50 fue muy famosa una novela radial en Cuba que se llamaba el Derecho de Nacer y en la misma, uno de los protagonistas, Don Rafael del Junco, pasó mucho tiempo sin hablar hasta que el actor llegó a un acuerdo con los productores de la novela sobre el salario y a Don Rafael le devolvieron la voz. ¿Tendrán que llegar los demócratas a un acuerdo con Trump para que conceda su derrota o lo dejaran mudo hasta que se cabe el último capítulo? La verdad es que a mí no me importa si concede o no y creo que al Presidente Electo, tampoco. De que se va, se va, que nadie lo dude…