Miami.- Con cautela y firmeza confrontamos nuestro trabajo político a favor del restablecimiento de las relaciones entre los pueblos y Gobiernos de Estados Unidos y Cuba sobre las bases de respeto mutuo en las que se basaron durante los últimos dos años de la Administración de Obama – Biden las organizaciones de la emigración cubana y latinoamericana que en Miami integramos la Coalición Alianza Martiana: la Brigada Antonio Maceo; la Alianza Martiana –como organización individual-; la Asociación Cultural José Martí; el Círculo Bolivariano de Miami, Negra Hipólita; la Asociación de Mujeres; y Radio Miami.

2020 ha sido un año horrible para todos, y en nuestro caso particular, para nuestros miembros, que nos hemos visto forzados, responsablemente, debido a esta terrible epidemia que sufrimos, en estos tiempos, más que nunca antes, a cancelar nuestras actividades públicas y organizativas, con la ejemplar excepción del trabajo diario de Radio Miami.

Somos testigos cuanto hacen los enemigos del pueblo cubano por entorpecer las posibilidades de este restablecimiento de unas relaciones justas y honrosas entre nuestros dos pueblos y Gobiernos.  Fomentando las campañas subversivas de larga tradición contra la independencia, la soberanía, y el derecho a la vida y al desarrollo del pueblo de Cuba, como ha sido la conocida por San Isidro. Sembrando confusión y desinformación en Cuba y en el extranjero a través de las redes sociales y la prensa hegemónica para intentar deslegitimar las instituciones de la Revolución.

Sorpresivamente han resucitado, sin ton ni son aparente, la famosa campaña de los ruidos y señales extraños que afectaron a los diplomáticos estadounidenses en La Habana que suscitó la retirada de los mismos de Cuba. Acusaciones que han sido probadas falsas por autoridades cubanas y extranjeras. Después de todo lo ocurrido en cuanto a las relaciones diplomáticas entre ambos Gobiernos logramos entender ésta como otra operación subversiva contra Cuba.

En fin, mil una campañas para dificultar el empeño de restablecer las relaciones entre el nuevo Gobierno de Biden y Cuba. Necesidad imprescindible nuestra y de los nuestros en Cuba.

Unidas a todas estas criminales medidas de Bloqueo no podemos dejar de mencionar el costo del mismo durante este año terrible que suma más de $5 mil 500 millones de dólares al pueblo de Cuba, incluyendo sanciones contra instituciones relacionadas a la lucha contra la pandemia del Covid, que con maldad agrava la difícil situación de su economía que Cuba confronta como consecuencia de la pandemia del Covid. Como también la confrontamos en Estados Unidos por las mismas razones.

Sumado, a todo esto y más, las múltiples restricciones de viajes a la Isla y la imposibilidad de nuestros familiares de poder obtener las visas requeridas para viajar a Estados Unidos.

Es imposible en esta Nota de Prensa enumerar todo el daño que la retrógrada y perversa Administración de Trump, acompañada de sus sicarios, han hecho contra nuestros derechos y contra el bienestar y la paz del pueblo cubano.

En el espíritu de lucha optimista que ha caracterizado a través de décadas el desempeño político de nuestras organizaciones en defensa de la independencia, la soberanía, las libertades, la paz y el desarrollo del pueblo cubano y los pueblos latinoamericanos y caribeños, hoy a la vista de un nuevo año reafirmamos resueltos  nuestro compromiso con los mismos.///