Fue Barack Obama quien marcó el comienzo de una nueva era con Cuba. El primer presidente afroamericano habló de un «nuevo comienzo después de décadas de desconfianza» En esa etapa se firmaron 22 acuerdos entre ambas naciones. 
En tres momentos conversamos con José Manzaneda, director de la página web Cuba Información, con su sede en el país Vasco, la primera parte se refiere a los acontecimientos del 6 de enero cuando el Capitolio de Estados Unidos fue ultrajado, fue el caótico «día de la infamia» que vivió EE.UU. El violento asalto al Congreso por seguidores de Trump, fue  la mala noticia que puso a llorar a la estatua de la libertad y a un  mundo asombrado ante tanta violencia.

El Capitolio sólo había sido asaltado una vez anteriormente, en el lejano 1814. En esta oportunidad el  asalto al edificio se prolongó durante horas y de momento ha dejado cinco víctimas mortales. el paradigma de la democracia del mundo fue destronado por el «incendiario» presidente. Con elocuencia y sabiduría nuestro interlocutor nos expresa como se vieron estos hechos desde Europa.   La segunda parte hablamos con José Manzaneda sobre los nuevos intentos del mandato de Trump y Pompeo  de pretender incluir a Cuba en la lista de países terroristas. ¿Por qué el Gobierno de Estados Unidos se empecina en poner en una lista de terroristas a nuestra Cuba? es difícil ver que Pompeo siga adelante con la idea de designar a Cuba como Estado Patrocinador del Terrorismo después de los actos incitados por Trump en el Capitolio el pasado 6 de enero al asaltar en pleno día al Congreso de la Nación, perdiendo toda credibilidad y respeto ante el mundo.

El día que Cuba y EEUU, su relación sea normal habrá más luz. A finales de enero de 2015, Cuba y Estados Unidos iniciaron conversaciones para restablecer sus vínculos diplomáticos y continuar con el largo proceso hacia la normalización de sus relaciones. Sin embargo ese esfuerzo de acercamiento en la era de Obama, donde se firmaron 22 acuerdos entre ambas naciones quedó trunco con la llegada de Donal Trump a la Casa Blanca.
No olvidemos que abril de 1961, aunque disfrazado, Estados Unidos atacó militarmente a Cuba con el propósito de invadirlo, pero fracasó. Fue en medio de la invasión que el 16 de abril de 1961 el comandante Fidel Castro, anunció el carácter socialista de la Revolución. EEUU implantó un bloqueo a Cuba, catalogado como el más largo en la historia de la humanidad,  afectando toda forma de desarrollo del país caribeño. Constituye una violación flagrante, masiva y sistemática de los derechos humanos del pueblo cubano y es rechazado en el mundo.
Donald Trump anunció en junio de 2017 que su administración daría marcha atrás a los avances logrados durante la gestión del expresidente Barack Obama (2009-2017) para restablecer los lazos con Cuba. Trump ya se va y vuelve una administración demócrata que ha prometido retornar a la era de Obama, como nunca se están creando las condiciones para acabar para siempre el famoso bloqueo, tanto el Senado, como la cámara baja están en manos de los demócratas. José Manzaneda, destacado periodista opina como nosotros, que llegó la hora de terminar con el mal llamado «embargo» y que debe «ponerse las pilas la solidaridad internacional para pedirle a Biden que termine ya con la absurda política hacia Cuba