LA EXPLOSIÓN DEL MAINE, EL PRETEXTO PERFECTO
Este lunes los cubanos que conservan buena memoria y los jóvenes que se nutren de las raíces históricas de la Revolución Cubana, recuerdan la explosión del «Maine», en la cual perecieron las tres cuartes partes de la tripulación del acorazado estadounidense fondeado en la Bahía de La Habana la noche del martes 15 de febrero de 1898.
Según el destacado historiador cubano Gustavo Placer Cervera el «Maine» era quizás el mayor buque de guerra que jamás hubiera entrado en la bahía habanera con el pretexto de realizar una visita amistosa, aunque eran muy tirantez las relaciones entre España y Estados Unidos en ese momento.
Los cubanos luchaban por su independencia desde 1868, con la presencia de extraordinarias figuras encabezadas por Carlos Manuel de Céspedes. Renovaron sus esfuerzos independentistas en 1895 en una gesta organizada por José Martí, en la cual participaron miles de patriotas, entre ellos Antonio Maceo y el dominicano Máximo Gómez.
Los gobiernos de Estados Unidos, desde principios del siglo XIX, patentizaron de diversas formas su deseo de que Cuba fuera parte de la nación norteña. Hicieron ofertas a España para la compra de Cuba, y realizaron otras acciones diplomáticas y políticas.
El historiador cubano Gustavo Placer Cervera, en un estudio reciente sobre las causas de la explosión del acorazado Maine en la Bahía de La Habana, concluye que cualquiera que haya sido el origen de la explosión lo que ha dado trascendencia histórica al suceso del Maine, ha sido la manipulación del hecho para convertirlo en un pretexto que justifique la intervención de Estados Unidos en la guerra de Cuba contra la dominación colonial española.
Fue a no dudarlo una intervención oportunista de Estados Unidos en una guerra que Cuba libraba desde hacía treinta años contra la dominación colonial española, y que en 1898, y a pesar de la pérdida de José Martí y Antonio Maceo, las fuerzas patrióticas estaban a punto de lograr la independencia cubana, que fue frustrada por la intervención y postrer ocupación de Cuba por Estados Unidos.
Para Aler – Contacto Sur y desde Radio Habana Cuba les habló Pedro Martínez Pírez.