LOS SERES HUMANOS
En realidad lo siento por mí mismo, por el hecho de no entender las acciones de los seres humanos. No entiendo cómo es que nos hemos estado matando los unos a los otros a través de miles de años en guerras de conquistas y de expansión, o asesinándonos en cualquier esquina por problemas pasionales o simplemente por asaltos violentos, cómo nos torturamos cruelmente, cómo somos capaces de insistir en hacernos daño, engañándonos o haciéndonos trampa, cómo destruimos nuestro ecosistema, los bosques, los ríos, los océanos, cómo destruimos nuestra atmósfera, la misma que necesitamos para que nos dé el oxígeno para poder respirar y seguir viviendo, cómo no nos solidarizamos con los centenares de millones de humanos que todos los días apenas tienen un poco de comida para alimentarse y seguir viviendo. Millones cada día muren de desnutrición en este mundo en que habitamos y sin embargo, miramos para otro lado. Si existe la vergüenza, es esa la que nos debería dar a todos por nuestra falta de humanidad y de solidaridad.
Lo contaminamos todo, estamos destruyendo poco a poco a nuestro planeta, no tenemos piedad con nosotros mismos, ni con nuestro bello y maravilloso globo terráqueo, y sin embargo, nos llenamos de orgullo porque mandamos a uno de nosotros a la Luna o a un tareco al planeta Marte para investigarlo y ver si allí se puede vivir en el futuro.
Es decir, que tenemos una joya en nuestro alrededor y la hemos estado destruyendo poco a poco para ir a un lugar abandonado y hostil para ver si podemos construir allí ciudades futuristas para habitarlas, en caso de que, a la larga, acabemos de hacer invivible la tierra en la que ahora vivimos.
¿Quién entiende esto? ¿Cuál es la razón para no cuidar lo que tenemos y ir a investigar lo que en realidad no nos importa ni nos aporta nada? ¿Por qué somos así? ¿Por qué hemos estado destruyendo nuestro planeta? ¿Por qué no somos solidarios con el sufrimiento de nuestros semejantes y sin embargo estamos buscando vida en la lejanía del universo? ¿Por qué, por qué? ¿Existirá una respuesta? No lo creo…