En estos días, varios de los pocos cubanos con los que me comunico por teléfono aquí en Miami me han contado de algunas declaraciones que han hecho contra el gobierno de la isla varios artistas cubanos que ahora viven en esta ciudad, pero que, hasta hace poco, vivían en Cuba o por lo menos, vivían adentro y fuera de ella. En realidad, como hace años que yo me curé en salud y ni oigo, ni leo, ni veo lo que dicen o escriben los emigrados que desde hace mucho tiempo se han auto titulados exiliados, no sé lo que está pasando con la miamera cubano-americana. Me dicen que el compositor Descemer el Bueno ahora parece ser que se cambió para Descemer el Malo, que Gente de Zona ahora son gente sin Zona y que otros artistas, músicos y cantantes que no conozco han hecho más o menos lo mismo.
De verdad, no le doy la menor importancia a esas cosas que me cuentan ya que en mis tiempos en que sí estaba muy al tanto de lo que esta gente decía y hacía, porque era parte de mis actividades en Miami, vi a muchos artistas doblegarse y genuflexarse ante la jauría anticubana local. Willy Chirino se fue a la radio a llorar y pedir perdón porque le había regalado una tumbadora en Panamá a un grupo musical de la isla de visita en aquel país, Oscar de León, «El León de la salsa, se volvió la gatica de María Ramos ante los micrófonos de las emisoras de radio pidiendo perdón y dando excusas por haber ido a un festival en Varadero, a una cantante brasileña, Denise de Kalafe, la hicieron picadillo en la radio miamense, a Juan Luis Guerra, por haber cantado con Silvio en Rep. Dominicana lo acribillaron con insultos y para qué seguir, todos han cuadrado la caja ante esta morralla, la lista es interminable, siempre ha pasado lo mismo en este lugar donde tanto se habla de democracia para Cuba. El único que recuerdo que no lo hizo, que no se doblegó, fue Julio Iglesias que los mandó a donde nosotros los cubanos mandamos a alguien que, un momento determinado, nos molesta.
Nada es de extrañar que ahora esta gente actúen de esa forma ya que no tienen ni columna vertebral, ni lo otro que se necesita para vivir aquí y ser libre para decir lo que uno quiera decir públicamente, para criticar al gobierno de EEUU por su criminal política contra Cuba y para defender al pueblo cubano y su derecho a ser independiente y soberano. Cobardes es lo que son, aparte de otras cosas que yo no escribo por decencia…