El espectacular suicidio de Goya

Traducido desde el más allá por Max Lesnik

No me refiero a la muerte del gran pintor español Francisco Goya, que murió en su cama de una dolorosa enfermedad en la ciudad francesa de Burdeos a inicios del pasado siglo diecinueve, sino a los conocidos productos comestibles GOYA, una empresa hispana fundada en New York por una familia puertorriqueña de apellido Unanue que ha sido hasta ahora la compañía hispana más importante de Estados Unidos.

Pues bien, el actual presidente  de esa firma Robert Unanue se apareció en una reunión de la organización que aglutina a los Conservadores  de Estados Unidos para pronunciar un discurso en el cual a todo grito dijo que Donald Trump seguía siendo el  presidente de los Estados Unidos  y que el actual  inquilino de la Casa Blanca,  el Demócrata Joe Biden era un Presidente ilegitimo porque su elección había  sido  producto de un fraude electoral, repitiendo  la  misma mentira descomunal que  ha venido diciendo el  propio Donald  Trump  desde el  mismo día de las elecciones en que fuera vencido  por  mas  de seis millones  de votos, una derrota aplastante  que el candidato  Republicano  se ha negado  a reconocer públicamente, alimentando así la teoría conspirativa  de que las pasadas elecciones norteamericanas  habían sido fraudulentas.

Mr.  Unanue, que parece abochornarse de su origen hispano- aunque él y su familia les deben su fortuna a los latinos de Estados Unidos- ha abrazado el “Trumpismo” con un entusiasmo digno de mejor causa, provocando con su actitud fanática el rechazo de la propia directiva de la empresa de la cual es su mayor ejecutivo.

Ya anda circulando por ahí la letra de una copla andaluza que dice   así:

Si es Goya, tiene que ser malo,

Tan malo como Donald Trump,

Goya Food  es  “fuu.”

 Goya,  Foooo……