El pueblo cubano está allá, en la gloriosa isla del Caribe 

 

 

Traducido desde el más allá por Max Lesnik

Se acaba de realizar una encuesta publicada en el Miami Herald sobre la opinión de los cubanoamericanos residentes en el sur del Estado de La Florida sobre cuál debe ser la política de Estados Unidos hacia Cuba, en estos momentos en que la Casa Blanca está de nuevo en manos de los Demócratas con Joe Biden en la presidencia de la nación norteña.

Según esta encuesta realizada por la firma “Bendixen-Amandi y Asociados”, el 66 por ciento de los 400 cubanos entrevistados que votaron en las pasadas elecciones presidenciales, dijeron que debía mantenerse por la nueva administración Demócrata de Joe Biden, la misma política de “mano dura” contra Cuba implementada por el gobierno Republicano de Donald Trump.

 Según los datos de la encuesta, el 75 % de los entrevistados dijeron haber nacido en Cuba, reconociendo que en su mayoría eran conservadores de pensamiento y solo un 15 % dijo ser “liberales” de opinión. Casi todos ellos votaron por Donald Trump. Dato adicional: El 40 % de los cubanos encuestados dijeron que Trump ganó las elecciones y que Biden no es un presidente legítimo de Estados Unidos.

Si Joe Biden quisiera que su Partido ganara las futuras elecciones en el Estado de La Florida, se olvidaba de una vez y por todas del voto de la derecha cubana de Miami, que son “Trumpistas” pichones de fascistas y nunca van a dejar de serlo, porque llevan la maldad anticubana en su mala sangre.

Si se hiciera un survey similar en Cuba, preguntándole a los cubanos de la isla si quieren que Biden siga con la política a criminal de la pasada administración de Trump, o prefieren mejores relaciones entre Washington y La Habana, estamos seguros que la respuesta sería al revés de lo que opina   la derecha cubana de Miami.

El pueblo cubano está allá, en la gloriosa isla del Caribe. Y esa derecha de Miami que quisiera que los cubanos de allá se murieran de hambre con el bloqueo norteamericano, como dogal en el pescuezo, sin son hijos de Cuba habría que preguntarles: ¡No les da vergüenza!