De un porrazo el presidente Jair Bolsonaro sacó del cargo a seis ministros, además cambió tres comandantes de las Fuerzas Armadas que dirigían el Ejército, la Marina y la Aeronáutica

Autor: Nuria Barbosa León

La debacle del gabinete presidencial de Brasil marca la pauta de un deterioro político en el gigante sudamericano con la sustitución de ministros y la dimisión de otros.

El presidente Jair Bolsonaro sacó del cargo a seis ministros, entre ellos el de Justicia, de la Casa Civil (Jefatura de Gabinete), de Gobierno y en la Abogacía General de la Unión. Además, cambió a tres comandantes de las Fuerzas Armadas que dirigían el Ejército, la Marina y la Aeronáutica.

Con anterioridad, el ministro de Defensa, Fernando Azevedo e Silva, y el titular de Relaciones Exteriores, Ernesto Araújo, presentaron su renuncia; el primero sin divulgar motivos, y el segundo presionado por varias denuncias de corrupción, con el destape de compras de vacunas anti-covid. Llama la atención que estos últimos asumieron el cargo desde el inicio del mandato presidencial, el 1ro. de enero de 2019, y acompañaron al Gobierno en toda su decadencia.

A ello se suma que, hace una semana, hubo sustitución en la cartera de Salud, y por ese cargo ya han pasado cuatro designados por el mandatario, sin poder controlar el azote de la pandemia, que ya alcanza más de 313 000 fallecidos y casi 13 millones de infectados.

Esta crisis política tiene su causa en la creciente impopularidad del Presidente que impulsa políticas neoliberales por encima de los intereses del pueblo. Él solo ha generado más de 70 denuncias para aperturas de procesos de impeachment.

Informaciones relacionadas