NOTA DE PRENSA

 

Miami.- Es costumbre exagerar los méritos de una compañera o de un compañero por motivo de su fallecimiento al hacer un recuento de su vida, y contribuciones a las tareas tenidas en común. Esto no es así en el caso de Xiomara Almaguer. Es imposible reflejar en este breve tributo su obra y el quehacer político de una excepcional compañera de tantos años. Mas no podemos dejar de hacerlo.

Su dedicación y generosidad a través de largos años hizo posible muchos empeños imprescindibles para el mantenimiento, desarrollo y éxito de nuestros trabajos.

Xiomara fue presidenta de la Liga de Defensa Cubano Americana, organización que estuvo presente y jugó un papel clave. Muchos, más nuevos a los esfuerzos por lograr un entendimiento justo entre Cuba y los Estados Unidos y el reconocimiento por parte del gobierno cubano de los derechos y deberes de aquellos de nosotros que vivimos en el extranjero entre otros propósitos, no conocen a plenitud la intensa labor de años pasados.

En los años duros de la década de los  noventa del siglo pasado el pueblo cubano, jugándose su vida y asegurando su destino, se mantuvo fiel a los principios de la Revolución y sus logros. Cuba necesitaba ayuda, más que ahora, y los cubanos y cubanas de las emigraciones en todo el mundo dieron un paso al frente.

Aquí en Miami nos batimos de frente con los enemigos de siempre para brindarle solidaridad y necesaria ayuda a nuestro pueblo. En aquel entonces éramos cinco las organizaciones de nuestra comunidad que estábamos en esa batalla por la justicia: la Brigada Antonio Maceo; la Alianza de Trabajadores de la Comunidad Cubana (ATC) bajo la dirección de su incansable presidente, Walfrido Moreno; Rescate Cultural Afrocubano, con la inigualable Cachita Moré a su frente; la Liga de Defensa Cubano Americana, con Xiomara dando la lucha; y Solidaridad Judía, con el fuerte y notable  Eddie Levy, que aún nos acompaña, esposo de tantos años de Xiomara.

Las organizaciones de la emigración cubana y latinoamericana que en Miami integramos la Coalición Alianza Martiana: la Brigada Antonio Maceo; la Alianza Martiana-como organización individual-; la Asociación Cultural José Martí; el Círculo Bolivariano de Miami, Negra Hipólita; la Asociación de Mujeres; y Radio Miami, y esta otra memorable ocasión, Fornorm, PazAmor, y también, Solidaridad Judía y la Liga de Defensa Cubano Americana juramos no cejar hasta lograr ver a los pueblos de Cuba y Venezuela y a los demás pueblos de Nuestra América viviendo en paz en sociedades justas, como siempre lo quiso nuestra entrañable compañera Xiomara Almaguer.///