Irán y EE. UU. podrían revitalizar acuerdo nuclear

Posiciones encontradas rodean el inicio de conversaciones indirectas. Ataque contra un buque de Teherán

 

TEHERÁN, abril 7.— Un día después de que se reportara la reanudación de conversaciones indirectas entre Washington y Teherán para revivir el pacto nuclear que deshizo el expresidente Donald Trump, un carguero iraní fue atacado en el Mar Rojo.

Según la agencia de noticias iraní Tasnim, el barco fue atacado con una mina lapa, artefacto explosivo magnético que normalmente se adhiere al casco de la embarcación-objetivo, pero el estallido explosión no dejó muertos ni heridos.

Tasnim identificó el barco como el Saviz y dijo que «ha estado estacionado en el Mar Rojo durante los últimos años para apoyar a los comandos iraníes enviados en misiones comerciales de escolta de buques».

En el mes pasado, The Wall Street Journal informó que desde 2019 Israel había atacado al menos una docena de barcos en la región que se dirigían a Siria y en su mayoría eran iraníes o transportaban petróleo iraní, y que las denominadas minas lapa fueron usadas por Tel Aviv contra un buque anclado frente al Líbano.

Israel ha culpado a Irán de los recientes ataques contra barcos de propiedad israelí en la región, pero no está claro si Teherán fue responsable, comentó antiwar.com, pues no existen pruebas que demuestren la presencia iraní detrás de cualquier incidente reciente.

Observadores estimaron que si se toma en cuenta la búsqueda por Irán de alivio a las sanciones de EE. UU. mediante la reactivación del acuerdo nuclear, no hay razón para que el país persa pretenda aumentar las tensiones.

Israel, sin embargo, se opone firmemente a que Estados Unidos regrese al acuerdo y tiene antecedentes de tomar medidas encubiertas contra Irán, razonó la publicación.

Con el propósito de revivir el pacto, Teherán y Washington iniciaron el martes conversaciones indirectas en Viena que fueron consideradas «constructivas» por ambas partes, con la inclusión de los otros firmantes (Francia, Reino Unido, Rusia, China y Alemania). El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, consideró que un retorno al acuerdo sería «peligroso».

Mientras, desde Teherán, el presidente Hassan Rouhani dijo que si los estadounidenses demuestran seriedad y honestidad hacia la implementación del PIAC (Plan Integral de Acción Conjunta), Irán, después de verificar esa actitud, revertirá todas sus medidas en respuesta al cerco impuesto por Washington.

Rouhani precisó que EE. UU. busca ahora conversaciones de cualquier manera posible, sea en directo con Teherán o a través del grupo 4+1 (Reino Unido, Francia, Rusia y China más Alemania) en un intento por salvar el acuerdo nuclear, reportó PL.

«El Gobierno iraní manejó los problemas y resistió de tal manera, que no hay duda sobre la derrota del enemigo», subrayó.

La economía no está paralizada, aseguró el mandatario, aunque continúen las sanciones unilaterales estadounidenses, a la vez que el mundo acepta la decisión de Teherán de volver al origen del acuerdo nuclear.

A favor del pacto se pronunció también, 24 horas antes, el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional iraní, Ali Shamjani, quien advirtió que su país solamente dialogará y entablará negociaciones con EE. UU. sobre el Acuerdo Nuclear, y reclamó un levantamiento total de las medidas punitivas.

«Independientemente de si Europa tiene la voluntad o la capacidad de persuadir a EE. UU. para que levante todas las sanciones a la vez y el regreso de Washington a sus compromisos, no habrá posibilidad de que Irán entre en las conversaciones en los nuevos campos más allá del acuerdo nuclear», indicó Shamjani.

El Secretario del Consejo de Seguridad ratificó la posición de Teherán de no cumplir con el PIAC bajo la propuesta del levantamiento «gradual» de las sanciones impuestas por la Casa Blanca, las cuales violan el Derecho Internacional.

Por su parte, el enviado especial de EE. UU. para Irán, Robert Malley, precisó que su país, tras retornar al PIAC, buscaría primero «un acuerdo más extenso. Aunque este dure bastante tiempo y algunas de sus disposiciones duren para siempre (…)», afirmó.

En sus declaraciones de este miércoles, Rouhani reiteró el carácter pacífico del programa nuclear de su país.