Traducido desde el más allá por Max Lesnik

 

«Es injerencia, es intervencionismo y es promover el golpismo», afirma López Obrador

El presidente de México Manuel López Obrador, la misma mañana antes de su encuentro virtual con la vicepresidenta norteamericana Kamala Harris con la que conversó  sobre el delicado tema de la seguridad fronteriza entre los  dos países, en su habitual conferencia de prensa matutina, hizo una contundente declaración denunciando la política injerencista del Estados Unidos mediante la cual el coloso del  norte paga a grupos  políticos mejicanos para que hagan opositores a su gobierno, lo que constituye una flagrante  intervención extrajera en los asuntos internos del país azteca.

López Obrador fue contundente y claro en su posición. La política de Estados Unidos de intervención en la política mexicana pagando dinero a grupos opositores a su gobierno es una abierta agresión a la soberanía de su país-algo que está prohibido por la constitución de la nación y que constituye una franca injerencia extranjera.

¿Y acaso eso no es lo mismo que Estados Unidos hace en Cuba desde hace sesenta años pagando una oposición “Disidente” vendida al dinero del coloso del norte?

El presidente mexicano “se la puso en China” al presidente Biden, Si el mandatario norteamericano quiere cooperación de México en el tema migratorio tiene que empezar por respetar la soberanía de su vecino que tiene “la llave de los truenos” en el delicado problema de la frontera

Si Biden promete respetar la soberanía mexicana para resolver el problema de la Frontera, ¿también prometerá respetar la cubana? ¿O acaso México si y Cuba no? Ahí se las dejo y los pongo a pensar.