LA GUSANERA ILUSTRADA
Salvador Capote
Llamo «gusanera ilustrada» a los «sesudos» de la gusanera; a los que se autotitulan «cubanólogos» o analistas políticos de la realidad cubana y ni siquiera conocen a Cuba; a los «youtubers» obscenos y semianalfabetos que se consideran «influencers» y desbordan de odio visceral contra su patria los canales de youtube; a los blogueros de copia y pega que para cobrar y ascender recitan sin convicción el credo contrarrevolucionario; a los profesores que viven del cuento en las universidades inventando programas, investigaciones y encuestas con fondos provenientes de organizaciones pantallas de la CIA; a los que nutren la burocracia muy bien pagada de Radio y TV Martí; a los congresistas cubano-americanos que con su retórica y sus trucos en el Congreso obtienen el voto geriátrico de Miami; a los que dirigen y se aprovechan de la industria del anticastrismo; a los que venden su arte y su pensamiento en los canales-cloaca de televisión para atacar a Cuba; a los que alquilan su pluma en los periódicos para denigrar a su patria; a los escritores aburridos, aburridores y frustrados que pactan con el diablo con tal de publicar libros que nadie lee; a los médicos que en misiones internacionalistas abandonaron a sus pacientes a quienes tenían el deber de salvar de la enfermedad o de la muerte y suplican servilmente después en Estados Unidos que les permitan revalidar sus títulos; a los que emigran con formación universitaria debiendo todo lo que son a la Revolución Cubana y reniegan de sus raíces; y, en fin, a toda esa fauna de pseudointelectuales y artistas mediocres y fracasados cuyo sello común es que exhiben todos una cambiante y confusa identidad.
ADDITIO:
Como «amor con amor se paga», Cuba está cosechando en estos tiempos difíciles la solidaridad que ha sembrado durante tantos años y está llegando ayuda de los países hermanos. Presiento que están muy próximos grandes triunfos para la Revolución Cubana. Recomiendo a la gusanera ilustrada, en lugar de pataleo, paciencia y engurruñarse. Así les dolerá menos.