Lo que me dijo El Duende1
El pícaro de siete suelas, Orlando Gutierrez Boronat está convocando a un “Paro Nacional” en Cuba que habrá de ejecutarse en la isla el próximo Diez de Octubre , la fecha patria aniversario del grito de idependencia lanzado por Carlos Manuel de Céspedes en su ingenio La de Majagua en 1868.
Aunque todavía no lo ha anunciado públicamente, a sus más cercanos colaboradores les ha dicho en secreto que el, personalmente entrará clandestino a la isla para desde territorio cubano liderar el levantamiento popular contra el gobierno del Presidente Diaz Canel.
Orlando Gutierrez hasta tiene testamento escrito por si perece en el intento.
Menos mal que alguien está dispuesto a salvar con su acción el honor de la derecha cubana de Miami.
Ya se lo dijo a uno de sus íntimos: “ Yo no soy un Capitán Araña”.
Veremos, dijo un ciego u nunca vio .
Soy de los que piensa que mientras el gobierno de USA mantenga su “guerra” no convencional contra Cuba , el gobierno revolucionario cubano debe mantener la estrategia defensiva proclamada por el General de la orden católica de la Compañía de Jesús (los Jesuitas).
San Ignacio de Loyola estableció el principio de que “En una plaza sitiada toda Disidencia es tradición.”
Algo similar estableció el gobierno del presidente norteamericano Franklin Delano Roosevelt cuando la Segunda Guerra Mundial. En nombre de la unidad nacional sólo se permitían actos de masas en apoyo a la lucha contra los enemigos de USA.
Quienes no estaban al lado del gobierno norteamericano en su lucha contra el enemigo externo , eran acusados de agentes extranjeros y señalados como traidores a la patria de todos.
Sé llegó a extremos como el de internar en Campos de Concentración a ciudadanos de origen japonés que aun siendo nacidos en USA se les consideraba como posibles traidores al servicio de Japón.
Fue una gran injusticia la que se cometió con ellos.En Cuba no hay que llegar tan lejos , pero si se debe impedir que rompan la unidad nacional quienes sirvan a los planes de toda potencia extranjera que pretenda subvertir La Paz Social que Cuba necesita en estos momentos peligrosos de Pandemias y Bloqueos.
Repito con San Ignacio de Loyola : “En plaza situada la Disidencia es Traición”.
Soy de los que piensa que mientras el gobierno de USA mantenga su “guerra” no convencional contra Cuba , el gobierno revolucionario cubano debe mantener la estrategia defensiva proclamada por el General de la orden católica de la Compañía de Jesús (los Jesuitas).
San Ignacio de Loyola estableció el principio de que “En una plaza sitiada toda Disidencia es tradición.”
Algo similar estableció el gobierno del presidente norteamericano Franklin Delano Roosevelt cuando la Segunda Guerra Mundial. En nombre de la unidad nacional sólo se permitían actos de masas en apoyo a la lucha contra los enemigos de USA.
Quienes no estaban al lado del gobierno norteamericano en su lucha contra el enemigo externo , eran acusados de agentes extranjeros y señalados como traidores a la patria de todos.
Sé llegó a extremos como el de internar en Campos de Concentración a ciudadanos de origen japonés que aun siendo nacidos en USA se les consideraba como posibles traidores al servicio de Japón.
Fue una gran injusticia la que se cometió con ellos.En Cuba no hay que llegar tan lejos , pero si se debe impedir que rompan la unidad nacional quienes sirvan a los planes de toda potencia extranjera que pretenda subvertir La Paz Social que Cuba necesita en estos momentos peligrosos de Pandemias y Bloqueos.
Repito con San Ignacio de Loyola : “En plaza situada la Disidencia es Traición”.