Béisbol y… punto final. CUBA ENTRE LOS CUATRO GRANDES DEL MUNDIAL SUB 23  El equipo cubano finalizó entre los cuatro grandes de la III Copa Mundial de Béisbol Sub 23 que se desarrolló en las ciudades mexicanas de Obregón y Hermosillo del 23 de septiembre al 2 de octubre. El evento reunió a 12 equipos en representación de igual número de países, es decir: Cuba, México, Venezuela, Colombia, Panamá, Taipei de China, Nicaragua, República Dominicana, Holanda, Korea, Alemania, y República Checa. En el enfrentamiento de este sábado, 2 de octubre, por la medalla de bronce el conjunto de la Isla Antillana perdió con las botas puestas frente su similar de Colombia con marcador de 5 carreras por 3. El partido tuvo lugar en el estadio Sonora, de Hermosillo, estado mexicano con una población que ronda el millón de habitantes.

El juego de hoy estuvo matizado por momentos emotivos, entre ellos la rivalidad demostrada en el terreno por ambas selecciones, la poca ofensiva permitida por los 6 lanzadores designados por sus mentores (2 cubanos y 4 colombianos), los 3 jonrones conectados y una buena defensa, todo lo cual le dio brillo al espectáculo. Una mirada acuciosa al partido nos indica que el pícher abridor por el conjunto cubano, Naykel Cruz, no pudo contener el ímpetu de la escuadra colombiana que fue la que mayor cantidad de anotaciones realizó en todo el mundial y como si fuera poco está situada entre las de más rendimiento ofensivo.

El serpentinero de la Isla saltó del montículo en el tercer capítulo, luego de permitir las 5 únicas carreras que anotó Colombia, cuya batería fue frenada por el relevista Marlon Vega, joven beisbolista que resultó un verdadero verdugo para los adversarios que enfrentó hasta la conclusión del juego. En este choque decisivo por la medalla bronceada resultó vencedor en rol de relevista el serpentinero Carlos D’ Avila, quien relevó al abridor Elkin Alcalá luego de permitir las tres carreras anotadas por Cuba. También comparecieron en la lomita Yeison Batista y Jhon Peluffo, todos integrantes de ligas menores estadounidenses. Es cierto, no se puede negar, ni tapar el sol con un dedo. Los seguidores del equipo cubano sufrimos, pero también es verdad que disfrutamos cada destello de buen béisbol que tuvo en la peleada clasificación para la Súper Ronda y en esta segunda fase, con venturas y desventuras, plantaron bandera para situarse en la cuarta posición del certamen, por encima de otros conjuntos con una rica tradición beisbolística.

Otro elemento desfavorable para las aspiraciones del plantel resultó la estocada de los 9 peloteros que abandonaron la delegación para probar suerte en otras latitudes. Esto pudo ser un golpe mortal, sin embargo el equipo se las arregló para lograr una actuación decorosa, digna de merecimientos. Con la cuarta posición conquistada en la III Copa Sub 23, Cuba mejora su posición en el ranking mundial de béisbol. Al filo de la medianoche de este sábado los equipos de México y Venezuela decidirán las medallas de oro y plata. Visto el caso y comprobado el hecho… punto final.