Apoyo total al rechazo de la burda maniobra anti – cubana por parte del Intendente de la Habana Vieja. Reiteramos la posición de principios de NEMO – No Embargo Cuba Movement

NEMO apoya inequívoca y firmemente el rechazo de los ignominiosos designios de la ultraderecha de Miami y de sus lacayos en Cuba, aprovechando la dolosa inactividad de la Administración Biden respecto a la situación actual del pueblo de Cuba en medio de una feroz pandemia; el incumplimiento de las promesas de campaña de Joe Biden y Kamala Harris, así como la irresponsabilidad del Departamento de Estado (Ministerio de Relaciones Exteriores) de los EEUU, que lejos de cumplir con el mandato de sus votantes para mejorar las relaciones con los países vecinos, se ha dedicado a publicar o repetir “informaciones” incompletas, inexactas y parcializadas, así como “llamados” a la violencia que son esencialmente terroristas y dificultan aún más la relaciones entre Cuba y EEUU. Al mismo tiempo que no se ha revocado una sola de las 243 medidas adicionales que Donald Trump agregó al bloqueo, causa principal de las difíciles situaciones en que viven nuestros compatriotas.

En días recientes se están promoviendo acciones que pueden desencadenar lamentables acontecimientos en Cuba. Sujetos como Yunior Garcia Aguilera y otros de su misma catadura pretenden organizar desordenes en la sociedad cubana en el próximo mes de noviembre. Esta actividad criminal y antipatriótica requiere establecer con absoluta claridad la posición de nuestra organización:
La situación temporal (y en vias de mejorar), de desabastecimiento de alimentos y medicinas, es la consecuencia directa de 62 años del cruel BLOQUEO de EEUU a Cuba y las 243 sanciones adicionales, impuestas por Donald Trump y cobardemente mantenidas por Joe Biden durante una feroz pandemia.
Esa situación, CAUSA fundamental del descontento que dio lugar a los disturbios en julio pasado, ha sido y está siendo financiada, orquestada y manipulada por agencias del Gobierno de los EEUU y organizaciones de la ultra derecha de Miami, quienes sólo pretenden provocar más contagios de COVID, más desesperación, y transmitir la imagen errónea de caos y «falta de control» que les permita justificar una invasión militar a Cuba bajo supuestos fines «humanitarios».
Tales provocaciones son un atentado directo contra la SOBERANÍA del pueblo cubano y su legítimo gobierno, que fuera ratificado por el 86.5% de las boletas emitidas en libre referendo, cuando el pueblo cubano aprobó su nueva Constitución hace apenas dos años.
Quienes participan de esta FARSA de manera activa o quienes callan ante la vileza de tales manipulaciones, no son simples adversarios políticos o personas comunes que expresan «libremente» su opinión. Son parte de un CRIMEN de lesa humanidad y ratifican, de hecho, su condición de ENEMIGOS del pueblo cubano.
NEMO repudia y activamente se opone a cualquier intento desestabilizador, de fomentar violencia y de asalto a la soberanía de Cuba, de la que esta caricatura de “solicitud constitucional” es otra desgarbada expresión. NEMO condena, además, el papel asumido por la Administración Biden, la complicidad del Departamento de Estado y la vergonzosa, inmoral colaboración de muchos medios de comunicación. No puede haber medias tintas, y llamamos a todos quienes apoyan a Cuba y luchan contra el Bloqueo, a que se expresen de forma contundente y sin ambigüedades en apoyo al firme rechazo por parte de Alexis Acosta Silva, Intendente de la Habana Vieja, a las grotescas maniobras que pretenden destruir a Cuba desde dentro.
En momentos como los que vivimos, se está CON Cuba y su Revolución o se está CONTRA Cuba y la Revolución Cubana. En NEMO estamos y siempre estaremos por lo primero: alto, claro y fuerte.
NEMO, que siempre estará del lado de Cuba, hoy hace un llamado a la UNIDAD NACIONAL de los cubanos de buena voluntad, así como a los amigos de Cuba: comunistas y no comunistas, progresistas, liberales y demócratas, revolucionarios y ciudadanos de bien, a unirse en frente común CONTRA los odiadores, los mercaderes del dolor humano y los contrarrevolucionarios que siempre se opondrán a cualquier avance respecto a la JUSTICIA y el PROGRESO social, en Cuba, en Estados Unidos y en cualquier lugar del mundo donde se enfrenten los intereses de los trabajadores y la clase media con la insaciable avaricia de dinero y poder de la oligarquía. Todos los cubanos de bien y sus fieles amigos en todo el mundo debemos apoyar unánimemente que no se permita esta marcha que es sin dudas un intento de destruir a Cuba desde dentro.
Defendemos la «unidad en la diversidad», pero los que odian y conspiran, los que piden invasión e intervención, los que se escudan en la «moderación» para no tomar partido por lo que es correcto, se han excluido por sí mismos, con sus actos y/o su complicidad.
Lo que quieran provocar disturbios en nuestra patria, el próximo noviembre o en cualquier otra fecha, tendrán siempre el repudio más vertical del pueblo cubano (entre quienes modestamente nos contamos), y si lo provocan, sobre ellos caerá todo el peso de la ley cubana.
NEMO seguirá luchando por la desaparición incondicional del Bloqueo desde la perspectiva inmodificable de un pueblo agredido que se aglutina alrededor de su gobierno constitucional y grita más fuerte que nunca esa consigna que une, hoy más que nunca, a los verdaderos defensores de la libertad y la soberanía de Cuba: ¡PATRIA o MUERTE!