Gracias al colega cubano Pedro Jorge Velázquez, por sus atinado análisis, hay  momentos que las comparaciones son necesarias

«No nos viste deseándole mal al pueblo norteamericano o a la comunidad de Miami. No dijimos que Estados Unidos no era un país seguro. No hicimos directas para, desde lejos y sin poder aportar, criticarlos. No lo hicimos. No era el momento»

No. Estas no son fotos del Saratoga.
El año pasado un lamentable accidente destruía completamente, en un condominio de Miami, 55 apartamentos del ala de un edificio. Murieron 98 personas de 12 países distintos, entre ellos 4 cubanos. También murieron 5 niños.
Los resultados concluyeron que el edificio era muy antiguo, más de 40 años sin repararse y algunos inspectores ya lo habían dado como peligroso. Se hundía dos milímetros por año y una firma de ingenieros había declarado: «si no se reemplaza la impermeabilización en un futuro próximo, la extensión del deterioro del concreto se expandirá exponencialmente». Todo esto se comprobó el propio año cuando las autoridades decidieron demoler el resto del edificio por peligro de derrumbe.
Sin embargo, no viste a ningún cubano en aquel momento aprovecharse de esa situación para decir que era “culpa del capitalismo”. No nos viste deseándole mal al pueblo norteamericano o a la comunidad de Miami. No dijimos que Estados Unidos no era un país seguro. No hicimos directas para, desde lejos y sin poder aportar, criticarlos. No lo hicimos. No era el momento. Hasta las autoridades cubanos mostraron sensibilidad y se solidarizaron con varios tweets. Sin embargo las autoridades de Estados Unidos no han tenido la decencia y el coraje de hacerlo en este momento para con Cuba. He aquí muchas diferencias.
Leo y escucho a muchos influencers anticubanos decir que la culpa es del comunismo. Duele que ni siquiera convoquen a hacer donaciones, o a ayudar del algún modo. Molesta que estén al borde del camino, criticándonos, sin implicarse, sin embarrarse con nosotros para hacerle frente a la adversidad.
Al parecer tienen la memoria muy corta y no se acuerdan de que el año pasado, en su propia ciudad, pasó algo peor y ellos nunca dijeron que fue culpa del sistema político. ¿Por qué ahora sí? Porque son unos oportunistas, porque no sirven, porque así pasarán a la historia, demolidos por la verdad y la hidalguía de un pueblo heroico.
✍️ Pedro Jorge Velázquez