Acompáñamos a Max en un pequeño, pero emotivo acto para dar a conocer a Elena Freyre, como la NUEVA presidenta de La Coalición Alianza Martiana, asi lo confirmó MAX LESNIK delegado histórico de dicha organización que reune bajo su sombrilla a la Alianza Martiana como organización individual, La Asociación Cultural José Martí USA, La Brigada Antonio Maceo, La Fundación para la Nomalización de las relaciones Cuba-USA, PazAmor, RadioMiamiTV y EL Circulo Bolivariano «Negra Hipólita»

En el momento de la presentación Elena dijo que asumía el cargo con humildad y con la responsabilidad de continuar la historia de más de 20 años de la organización que ha tenido como tarea principal la luicha contra el genocida bloque de EEUU contra Cuba y que así continuará. Max hixo un recuento de los atributos que tiene Elena. Elena terminó sus palabras haciendo un llamado a todas las organizaciones de La Coalición a unirse este 31 de julio en la Gran Caravana Intermacional contra el bloqueo.

La Alianza Martiana es una asociación de hombres y mujeres libres del continente americano, residentes en Estados Unidos que propugnan y luchan por el respeto a la soberanía plena de nuestros países de origen, así como por la mejor relación entre el gobierno norteamericano y los pueblos de Nuestra América.

José Martí, cuyo pensamiento político trasciende su nacionalidad, en clara convergencia bolivariana , expresó en carta a su amigo Manuel Mercado, el 18 de Mayo de 1895-un día antes de su muerte en Dos Ríos que «puesto que lo entiendo y tengo ánimos con que realizarlo, de impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extienda por las Antillas los Estados Unidos y caigan con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América. Cuanto hice hasta hoy, y haré, es para eso».

La «Alianza Martiana» al proclamar su lucha por la defensa de la soberanía de nuestros pueblos de América, señala muy en particular el caso de Cuba, país que por más de seis décadas enfrenta una política de hostilidad abierta de parte del gobierno de Estados Unidos, que aparte de constituir una agresión a un país soberano, en nada se justifica y que tampoco resulta de beneficio para la nación y el pueblo norteamericanos.

En consecuencia la «Alianza Martiana» se opone a la política de Washington hacia Cuba así como proclama su rechazo a las legislaciones del Congreso de Estados Unidos , en primer término el bloqueo establecido en la ley de Embargo, por lo que de injerencistas tienen, en detrimento de la soberanía de esa nación así como de coacción al libre derecho del pueblo cubano a escoger su destino sin agresiones ni presiones de otros estados.

La «Alianza Martiana» no rechaza ni discrimina a ningún ciudadano, ya sea del norte o del sur de nuestro continente por razones de raza, credo religioso o filosofía política.

En nuestras filas caben hombres y mujeres de convicciones patrióticas que también defiendan en esta sociedad el libre juego de las ideas, señalando además nuestro más enérgico rechazo a las prácticas de corrupción electoral y administrativa que por naturaleza son corrosivas y desnaturalizan la sociedad norteamericana.