TOMADO DE LA RADIO NORTEAMERICANA  VOA

La frontera sur de Estados Unidos fue cerrada este jueves al final de la mañana cuando en un discurso a la nación el presidente Biden presentó su nueva política para inmigrantes indocumentados al bloquear el ingreso de cubanos, nicaragüenses y haitianos.

El plan es el mismo que ya se aplicó a los venezolanos, y que frenó el 90% del arribo de migrantes del país sudamericano desde mediados de octubre.

 

La administración Biden anunció que extenderá a cubanos, nicaragüenses y haitianos el programa de visados humanitarios creado originalmente para venezolanos, que establece una cuota mensual para la entrada de migrantes y prohibirá las entradas irregulares por la frontera.

El gobierno de Estados Unidos amplió el programa de visados humanitarios diseñado originalmente para venezolanos y lo extendió ahora a migrantes de Cuba, Nicaragua y Haití, con efecto inmediato.

La administración de Joe Biden creó este sistema de «parole humanitario» para frenar la llegada de nacionales de Venezuela a la frontera sur y alentar la migración regular, a través de un procedimiento simplificado en el que la persona que desee emigrar a EEUU lo hace aplicando desde el exterior, con la ayuda de un patrocinador.

¿Qué cambió con el anuncio?

Originalmente, el programa otorgaba 24.000 visas anuales a venezolanos, que podrían vivir y trabajar legalmente por espacio de dos años en territorio estadounidense, después de pasar un proceso de aprobación que incluye primero un patrocinador en EEUU y luego un chequeo de antecedentes.

Ahora, según anunció el Departamento de Seguridad Nacional (DHS por sus siglas en inglés) y luego confirmó Biden, se ampliará el número a 30.000 mensuales en total para nacionales de Venezuela, Cuba, Nicaragua y Haití, los países desde donde llega la mayor cantidad de personas a la frontera sur con México.

Mayorkas: “Sería un grave error” que migrantes de Cuba y Haití se lancen al mar para llegar a EEUU

En una alocución el jueves desde la Casa Blanca, el presidente Biden pidió a los migrantes que «se queden donde están» en un intento por disuadir a las miles de personas que tratan de entrar cada día al país de forma irregular. «Estamos favoreciendo una migración ordenada y legal. Si tratan de entrar ilegalmente, no serán elegibles para el programa», advirtió.

Biden también adelantó que México accedió a recibir 30.000 migrantes no admisibles cada mes, en un esfuerzo coordinado para enfrentar una crisis migratoria que el secretario del DHS, Alejandro Mayorkas, definió como «un desafío regional».

Los migrantes que sean detenidos tratando de entrar ilegalmente a México y a Panamá tampoco serán elegibles para participar en el programa, enfatizó Mayorkas.

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, habla durante una conferencia de prensa en el Club Nacional de Prensa en Washington, el jueves 9 de septiembre de 2021.

TAMBIÉN LEA

EEUU despliega a la Guardia Costera para contener a migrantes que llegan a Florida

El DHS también informó que a pondrían a disposición de quienes ya están en camino la opción de programar una cita en los puertos de entrada a través de la aplicación móvil CBPOne, la cual posteriormente ampliará sus servicios.

¿Qué se sabe hasta ahora?

El programa de visados humanitarios implementado en octubre pasado para venezolanos estipula que un aplicante de esa nacionalidad puede incluir como beneficiarios a sus cónyuges e hijos menores de 21 años.

Los requisitos para participar en el programa incluyen que los migrantes tengan un patrocinador en EEUU, pasen un chequeo de seguridad y cumplan ciertos requerimientos de salud pública, incluyendo vacunas contra el COVID-19 y otras enfermedades.

Los tiempos de aprobación son mucho más acelerados que un proceso regular de reunificación o una visa de inmigrante. A menos de un mes de iniciado el programa, unos 7.000 aplicantes venezolanos habían sido aprobados, según reportes de Reuters.

Esto logró reducir “dramáticamente” las llegadas de nacionales de ese país suramericano de 1.1000 a solo 200 por día, de acuerdo con datos de la Casa Blanca.

Además, de momento queda en pie el Título 42, que permite enviar a México a los solicitantes de asilo. Mayorkas dijo que el DHS se sigue preparando para el fin de la medida. «Haya o no Título 42, la frontera no está abierta”, insistió una vez más Mayorkas.

Biden: frontera sur cerrada a cubanos, nicaragüenses y haitianos
El plan es el mismo que ya se aplicó a los venezolanos. Permitirá que un total de hasta 30 000 personas de esos países entren por vía aérea cada mes. «Este nuevo proceso es ordenado, seguro y humano», dijo Biden.La frontera sur de Estados Unidos fue cerrada este jueves al final de la mañana cuando en un discurso a la nación el presidente Biden presentó su nueva política para inmigrantes indocumentados al bloquear el ingreso de cubanos, nicaragüenses y haitianos.El plan es el mismo que ya se aplicó a los venezolanos, y que frenó el 90% del arribo de migrantes del país sudamericano desde mediados de octubre.

Los que quieran venir a Estados Unidos deberán aplicar electrónicamente desde su país de origen a una visa válida por dos años y con permiso de trabajo. Deben tener a un patrocinador que se responsabilice por ellos durante la estancia en el país, evidenciar antecedentes penales limpios y someterse a una verificación de su pasado.

Simultáneamente, permitirá que un total de hasta 30 000 personas de esos países entren por vía aérea cada mes, aseguró Biden.

La frontera sur de Estados Unidos estaría vedada a los cubanos próximamente

El plan forma parte de un esfuerzo más amplio para disuadir a un número récord de inmigrantes que cruzan la frontera, y va enfilado a hacerle frente a uno de los mayores retos políticos y humanitarios que ha asediado a Biden desde que asumió el cargo en enero de 2021.

“Este nuevo proceso es ordenado, seguro y humano“, dijo. Y agregó un mensaje alto y claro a los posibles inmigrantes de Cuba, Nicaragua y Haití: “No se presenten en la frontera“.

“Estas acciones por sí solas no van a arreglar todo nuestro sistema de inmigración“, dijo, pero podrían “ayudar mucho“.

Explicó que, en términos prácticos, los cubanos deben encontrarse en su país para poder aplicar.

Los que están en Estados Unidos y hayan ingresado clandestinamente serán expulsados rápidamente rumbo a México. Su presidente Manuel López Obrador ya manifestó su disposición a recibir hasta 30 000 migrantes de los cuatro países, una postura única en la política exterior mexicana, cuyos mandatarios históricamente han visto los problemas de la frontera como un asunto estadounidense.

“Reforzar“ la frontera con México será un tema central en la reunión de la próxima semana con su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

“Hoy mi administración está tomando varias medidas para endurecer la aplicación de la ley en los casos de quienes intentan venir sin derecho legal a quedarse“, dijo Biden desde la Casa Blanca.

En los últimos tiempos miles de personas han venido emigrando informalmente de Cuba, Nicaragua, Haití y Venezuela. Actualmente estos países representan la mayoría de las personas que viajan a México para tratar de comenzar una nueva vida e intentar cruzar al otro lado. Pero, apuntó Biden, en lugar de un proceso seguro y ordenado en la frontera, tenemos “un sistema fragmentado que, simplemente, no funciona como debería“.

Administración Biden estudia incluir a cubanos en plan para pedir visa de ingreso humanitario desde la Isla

Reconoció: “no tenemos suficientes funcionarios o personal de asilo para determinar si las personas califican. Hay un estándar que tenemos que cumplir. No tenemos suficientes jueces de inmigración para determinar los reclamos de los inmigrantes“.

Y dejó claro un punto: “A partir de hoy, si no presenta la solicitud a través del proceso legal, nadie será elegible para este nuevo programa».

Y dijo más: “si su solicitud es denegada o si intenta cruzar ilegalmente a los Estados Unidos, no se le permitirá ingresar”.

Horas después, el secretario de Seguridad Nacional, el cubanoamericano Alejandro Mayorkas, ractificó lo anunciado por Biden. Dijo: “déjenme ser claro: Título 42 o no, la frontera no está abierta. Continuaremos haciendo cumplir plenamente nuestras leyes de inmigración de manera segura, ordenada y humana. Las personas sin una base l